Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Durante la mañana se registraron más arrestos, incluyendo el de la senadora del PIP María de Lourdes Santiago (Tony Zayas)

Agentes de la Unidad de Operaciones Tácticas y de otras unidades de la Policía de Puerto Rico realizaron esta mañana un despliegue de fuerza en Peñuelas, donde manifestantes intentaron sin éxito evitar que sobre 50 camiones cargados con cenizas de carbón lograran acceder al vertedero a realizar su descarga. 

La situación generó entre 35 a 40 arrestos. Entre los detenidos se encuentran la senadora y candidata a la gobernación del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago; el activista de derechos humanos, Pedro Julio Serrano, y el líder comunitario Jimmy Borrero.

"Esto solo lo hacen con las comunidades pobres", dijo Santiago tras ser detenida.

"Estas cobardías las hacen donde viven las comunidades pobres y marginadas... Hoy me toca estar aquí en la calle, privilegiada de ser parte de la lucha de esta comunidad combativa", agregó.

Los arrestados serán trasladados a la Comandancia de Yauco. Se les imputará de violar la Ley 22 de Vehículos y Tránsito por interrumpir la vía, según dijo un oficial en el área.

Según se observó, en el área hay más cantidad de agentes de la Policía que manifestantes. La situación es tal que la Uniformada cerró el paso en la carretera PR-2 con sus vehículos y motoras.

A eso de las 8:30 a.m., tras los arrestos, los agentes de Operaciones Tácticas comenzaron a abrirle paso a los camiones. Desplazaban poco a poco a los protestantes, los que les ripostaban con frases sobre su lucha ambiental. Quince minutos más tarde, los camiones lograron entrar al vertedero a depositar la ceniza de carbón.

Una manifestante que tenía su rostro cubierto por un paño denunció, de inmediato, que los camiones que pasaron al vertedero eran más que los que permite la Junta de Calidad Ambiental.

Previo a los arrestos, los protestantes estaban sentados en el suelo y agarrados de los brazos, como para crear un escudo humano.

"Dile no, dile no, a la cenizas dile no", coreaban.

Tanto los manifestantes como los camioneros pernoctaron en el lugar y amanecen en este ambiente de lucha en el tercer día de protesta. Anticiparon que mañana, Día de Acción de Gracia, regresarán a la zona a manifestarse.

La tensión en esta área ha estado en alerta máxima desde el lunes, luego de que la Policía arrestara a 21 manifestantes que se oponen a que se depositen cenizas de carbón en el vertedero del pueblo. Los activistas se amparanen una resolución municipal que prohíbe la práctica.

La compañía a cargo del acarreo de las cenizas, generadas por la cogeneradora de energía Applied Energy Systems, es EC Waste.

La cogeneradora logró el pasado 9 de noviembre que un panel de jueces del Tribunal de Apelaciones permitiera el depósito de cenizas. 

La disposición de cenizas ha afectado la calidad de vida de los residentes de las tres comunidades que ubican cerca del vertedero: Encarnación, Seboruco y Juncos.

La empresa reafirmó en un comunicado de prensa "su derecho de operar legítimamente en total cumplimiento con los estándares ambientales aplicables". Condenaron los actos  que catalogaron de desorden público y de vandalismo "que una minoría de manifestantes han organizado a la entrada de sus instalaciones en el municipio de Peñuelas con el apoyo de activistas políticos que han utilizado una campaña de desinformación y mentiras en contra de sus operaciones y empleados".

“EC Waste reitera su compromiso con el pueblo de Puerto Rico, las comunidades de Peñuelas y sus trabajadores. Las actividades de uso beneficioso y disposición segura de residuos de combustión de carbón en estas instalaciones se realizan en completo cumplimiento con los estándares más estrictos de la industria y la reglamentación establecida por la Ley para la Conservación y Recuperación de Recursos de Estados Unidos, la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA) y la Junta de Calidad Ambiental de Puerto Rico (JCA). Además, los tribunales locales han sostenido el derecho de EC Waste a operar sin impedimentos”, indicó Ricardo Soto, portavoz de la empresa.

Se reiteró la intención de continuar operando en su horario regular y urgió al gobierno de Puerto Rico a asegurar el acceso y seguridad en las vías públicas "como lo establece la orden del tribunal. Esto puede requerir un desplazamiento continuo de recursos de seguridad, lo que la empresa espera que el estado pueda cumplir. EC Waste está comprometida con promover la actividad económica y la generación de empleos en el país, en total cumplimiento y en protección del medio ambiente".

“El pueblo de Puerto Rico necesita saber que la mejor evidencia científica disponible apoya el uso beneficioso y la disposición segura de los residuos de combustión de carbón. Varios activistas continúan citando alegados estudios basados en parámetros no relacionados a nuestras instalaciones y operaciones, y esto está engañando y confundiendo al público. La EPA ha determinado en repetidas ocasiones que cuando estos residuos son manejados en cumplimiento con los estándares federales aplicables, como lo hace EC Waste, los residuos de combustión de carbón no representan una amenaza para la salud pública. La EPA también ha concluido que los residuos de combustión de carbón no son desperdicios peligrosos”, añadió René Rodríguez, Gerente de Protección Ambiental, Salud y Seguridad de EC Waste.


💬Ver 0 comentarios