Una calle en La Habana (semisquare-x3)
Una calle en La Habana. (GFR Media)

La Habana, Cuba - Cuba tendrá en funcionamiento su segundo hotel de lujo con categoría cinco estrellas plus, cuando el próximo 10 de septiembre abra sus puertas el Iberostar Grand Packard, en el Paseo del Prado, en La Habana.

Con 320 habitaciones y una suite presidencial, esta instalación representa otro hito para la industria turística cubana, que ya cuenta con otra hospedería de ese nivel en el Gran Hotel Manzana Kempinski, localizado a unas pocas cuadras del Packard en la zona de La Habana Vieja.

Un anuncio publicado en la cuenta del Grupo de Turismo Gaviota en la red social Facebook destaca que esta nueva obra se encuentra en el corazón de la capital cubana y cercano a edificios icónicos como el palacio Velasco, el Bacardí o el Capitolio Nacional.

Sus servicios incluirán concierge, consulta médica, lavandería y varias categorías de habitaciones (estándar, minisuites, junior suites y suites, así como las situadas en la zona Star Prestige, en un área diferenciada y con servicios especiales).

Se incluirán servicios de alto estándar, como carta de almohadas y cocina gourmet, además de tiendas, un patio central con techo de cristal y climatizado, Spa, jacuzzi, piscina para 130 personas en el sexto nivel, salas de reuniones, sala de fitness, terraza en la azotea con una atractiva vista de la entrada a la bahía y el Centro Histórico, y un “cigar lounge”.

La página web del grupo hotelero español Iberostar, con sede en Palma de Mallorca, ofrece detalles de esta instalación, como que en el área de la gastronomía estará los restaurantes Mediterráneo, Tapas y Gourmet, además de bares de snacks en la piscina.

En el área donde se edificó el hotel, que en su construcción incluye la antigua fachada del inmueble, radicó antaño el antiguo hotel Biscuit, inaugurado en 1911 y que en 1931 adquirió el nombre de Packard, en alusión a la marca estadounidense de automóviles.

Iberostar Hotels & Resorts es una de las compañías extranjeras que ha optado por los contratos de administración con financiación para remodelar instalaciones hoteleras, una nueva modalidad de inversión impulsada por las autoridades del sector en Cuba.

La cadena ha estado presente en el país desde 1993 y en la actualidad opera unos 20 hoteles ubicados en La Habana, Cayo Largo del Sur, Varadero, Trinidad, Holguín y la cayería norte de las provincias centrales Villa Clara y Ciego de Ávila, su empeño es llegar a unas 12,000 habitaciones en el archipiélago para el 2020, según han declarado sus directivos.

El Gran Manzana Kempinski, con 246 habitaciones, de ellas 196 estándar y 50 suites, así como bares, restaurantes y gimnasios, fue inaugurado en junio del 2017, y según el ministro de Turismo de Cuba, Manuel Marrero, su apertura marcó una nueva etapa en el desarrollo turístico del país, que ha comenzado a apostar por el alto lujo entre su oferta.


💬Ver 0 comentarios