Editorial

Es preciso poner fin a la crisis de gobernanza

La crisis de gobernanza que se revela en la renuncia abrupta del pleno de la Junta de Directores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), incluido el recién nombrado director ejecutivo, representa un lamentable retroceso para la recuperación y el desarrollo, no solo del sistema energético, sino de toda la isla.

La prioridad es echar a andar la agenda energética

El recién nombrado director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Rafael Díaz Granados, tiene la seria encomienda de asegurar la estabilidad de esta corporación, crítica para poder consolidar la recuperación y encaminar el desarrollo económico de Puerto Rico.

Desplazado el balance del Tribunal Supremo federal

El nombramiento del jurista Brett Kavanaugh anticipa la intensificación del conservadurismo en las decisiones del Tribunal Supremo de los Estados Unidos, cerrando más la puerta al balance ideológico en el alto foro.

La niñez tiene que ser puntal del bienestar social

La confirmación de que, entre las jurisdicciones de Estados Unidos, la niñez puertorriqueña es la más pobre, debe asumirse como un llamado urgente a la integración de esfuerzos para la adopción y ejecución de una política pública dirigida a rescatar a nuestros niños de este presente de indignidad y desesperanza.

A priorizar acción contra la violencia de género

Con el asesinato de casi una decena de mujeres en lo que va de año y varios casos escandalosos de hostigamiento sexual aún sin dirimir, Puerto Rico está llamado a atacar de raíz el grave problema de la violencia de género.

A garantizar transparencia en Reforma de la Policía

La negativa a que el Tribunal Federal haga público el informe más reciente sobre la Reforma de la Policía acusa un patrón consistente de este cuerpo de menospreciar nuestro sistema democrático, además de contradecir el compromiso de transparencia que el propio gobierno proclama.

El pueblo necesita un gobierno municipal íntegro

Las acusaciones federales contra el suspendido alcalde de Sabana Grande, Miguel Ortiz Vélez, y dos exfuncionarios del ayuntamiento de Toa Baja reflejan una vez más la necesidad imperiosa de gobiernos municipales íntegros, centrados en servir al pueblo con operaciones que se ciñen de forma estricta al cumplimiento de la ley.