Omara Portuondo cumple actualmente la agenda de su última gran gira internacional “El último beso Tour”.  (EFE) (semisquare-x3)
Omara Portuondo cumple actualmente la agenda de su última gran gira internacional “El último beso Tour”. (EFE)

La Habana - Omara Portuondo, la cantante viva más notoria de Cuba, ha sido distinguida con la “Orden del Sol Naciente Rayos de Oro con Roseta”, el segundo premio más importante entregado por el gobierno japonés.

El lauro solo es superado en jerarquía dentro del sistema nipón por la “Orden del Crisantemo”. La alta distinción “Orden del Sol Naciente” se creó en 1875 para gratificar los servicios especiales de carácter militar y civil prestados al Japón. Desde 1981, puede concederse a ciudadanos extranjeros, con un diploma firmado por el propio Emperador reinante.

Según representantes de la Embajada de Japón en Cuba, de esta manera reconocen la contribución de quien es conocida como la “Diva del Buena Vista Social Club”, en el acercamiento cultural entre ambos pueblos.

Durante más de medio siglo, la intérprete de 88 años ha servido como puente entre estas distantes naciones. Actualmente, Omara Portuondo cumple la agenda de su última gran gira internacional “El último beso Tour”. Las presentaciones, iniciadas el pasado mes de abril en Los Ángeles, se extenderán hasta Holanda, Hungría, Singapur, Corea del Sur, Polonia, Canadá, España, Francia, Suiza, Austria, Grecia, Londres, Turquía, Bélgica y Finlandia.

La legendaria cantante no se detiene y en julio compartirá escenario con el ganador del Oscar y el Latin Grammy, Jorge Drexler, en el Festival de Jazz de Vitoria. Además, Portuondo acaba de estrenar el álbum “Siempre tu voz” (EGREM), junto a la orquesta danzonera “Miguel Failde”, en el cual rinden homenaje en su centenario al “Bárbaro del Ritmo”, Benny Moré.

Entre los distinguidos en 2019 con la Orden del Sol Naciente también se incluye la cubana Teresa Hernández Corrales, directora durante más de dos décadas de la Casa de Asia en el Centro Histórico de La Habana Vieja, cargo que ocupó desde su creación hasta el pasado año.

Esta Orden está fundamentada en la alegoría de Japón como “Imperio del Sol Naciente”, cuyos rayos proporcionan energía y poder.


💬Ver 0 comentarios