La imagen de archivo muestra una embarcación detenida por la Guardia Costera de Estados Unidos. (GFR Media) (semisquare-x3)
La imagen de archivo muestra una embarcación detenida por la Guardia Costera de Estados Unidos. (GFR Media)

La Habana, Cuba- Las autoridades panameñas desvincularon este miércoles a Cuba del incidente en que se ocupó un contenedor cargado con millones de dólares en cocaína que fue incautado en Panamá luego de haber salido de los puertos de la isla.

El Ministerio de Seguridad Pública de Panamá emitió una declaración en la cual aclaró que “la reciente incautación de 1,517 paquetes de droga abordo de un contenedor de carga en el Puerto de Cristóbal, provincia de Colón, el cual salió de Cuba, en tránsito por Panamá, con destino a Europa, no es imputable a ningún Estado”.

Agregó que “se comunica que las autoridades panameñas competentes han iniciado una investigación para identificar a los responsables de la contaminación de este contenedor, el cual se presume fue contaminado en el territorio nacional. La contaminación de contenedores en los puertos de carga representa una de las principales modalidades empleadas por las redes del narcotráfico que amenaza a todos los países afectados por la producción, tránsito y consumo de drogas a nivel global”.

Las autoridades cubanas afirmaron ayer que el contendor que fue incautado en Panamá la semana pasada salió en regla de sus puertos.

La Aduana de la República emitió una declaración oficial en la cual cuestionó la teoría de que un barco con un vagón repleto de droga había salido de sus puertos con destino a Turquía, mediando parada en Panamá, con 1,517 paquetes de sustancias que, en el mercado, se valorarían en unos $90 millones.

La declaración oficial sostuvo que “los resultados preliminares de la investigación realizada en territorio cubano y las oportunas informaciones aportadas por la Unidad de Control de Contenedores y del Servicio Nacional Aeronaval, ambos de Panamá,  permiten determinar que el referido contenedor arribó a las terminales portuarias panameñas de Manzanillo y posteriormente a la de Cristóbal, con el sello colocado en Cuba, lugar de origen de la carga, y con toda la documentación que lo avala en regla, sin embargo, en el momento de la detección del hecho se pudo apreciar que el sello había sido cambiado luego de ser introducida la droga”.

Agregó que “estamos en presencia de un modo de operar usado internacionalmente por los narcotraficantes y sobre el cual contamos con antecedentes de casos similares, pues no es la primera vez que se ha intentado, sin éxito, vincular a nuestro país con ese tipo de hechos”.

Expresó que “reafirmamos que Cuba aplica una política de tolerancia cero a las drogas, repudia y enfrenta con rigor cualquier manifestación vinculada al tráfico o consumo de estas sustancias, así como fortalece la cooperación internacional con organismos, países, agencias y servicios que combaten este flagelo. Por nuestra parte, continuamos las investigaciones con un equipo multidisciplinario”.

Unidades del Servicio Nacional Aeronaval (Senan) de Panamá decomisaron la semana pasada un cargamento de drogas en el Puerto de Cristóbal, en la ciudad de Colón. La carga era proveniente de Cuba, con destino final a Estambul, Turquía, aunque se detendría en el puerto de Rotterdam, Holanda.

“Se calcula que 1,517 paquetes de cocaína fueron decomisados en un operativo de inteligencia”, explicó el Ministerio de Seguridad de Panamá en un comunicado al momento del golpe al narcotráfico.

Según informaron medios panameños el sábado pasado, la droga iba dentro de más de 40 sacos de carbón.

En el 2016, Panamá incautó un cargamento de 401 paquetes de cocaína provenientes de la isla. La droga se encontraba dentro de un contenedor, metida en tanques con melaza de caña y tenía como destino Bélgica, aunque en aquel momento las investigaciones demostraron que la droga fue introducida en Panamá y no venía de Cuba.


💬Ver 0 comentarios