(semisquare-x3)
En la imagen, Frank Robinson en el dugout del estadio Hiram Bithorn como dirigente de los Expos de Montreal. (GFR Media)

El mundo del béisbol de las Grandes Ligas y el Caribe está de luto con el fallecimiento de Frank Robinson, uno de los jugadores más completos de su generación.

Robinson, quien pertenece al Salón de la Fama de Cooperstown, murió a los 83 años. Recibía cuidados paliativos en su residencia en Bel Air, California. 

Tuvo una destacada carrera en las Mayores a lo largo de las 21 temporadas que participó. Sus mejores años fueron con los Rojos de Cincinnati y los Orioles de Baltimore. En su carrera, conectó 586 jonrones y ganó la triple corona cuando lideró a los Orioles de Baltimore a su primer título de Serie Mundial en 1966. 

Ganó premios de Jugador Más Valioso en ambas ligas, un  hecho sin precedentes. Su primer galardón lo consiguió en el 1961 (Rojos) y el segundo en el 1966.

Se convirtió en el 1975 en el primer dirigente de la raza negra en las Mayores cuando asumió las riendas de los Indios de Cleveland. 

Robinson también dejó una huella en el béisbol boricua. Dirigió en el béisbol invernal en Puerto Rico a los Cangrejeros de Santurce en el 1971. Además, fue el dirigente de los Expos de Montreal cuando la novena canadiense jugó partidos locales en San Juan durante las temporadas de Grandes de 2003 y 2004. 

Tras su retiro como timonel, trabajó como ejecutivo de Grandes Ligas. 


💬Ver 0 comentarios