El dirigente cagüeño de los Medias Rojas de Boston, Alex Cora (izq.), felicita al jardinero central Jackie Bradley Jr. al finalizar el choque en el que vencieron a los Astros de Houston. (AP / David J. Phillip) (semisquare-x3)
El dirigente cagüeño de los Medias Rojas de Boston, Alex Cora (izq.), felicita al jardinero central Jackie Bradley Jr. al finalizar el choque en el que vencieron a los Astros de Houston. (AP / David J. Phillip)

Boston – Aunque no aparezca en el box score con los números e incidencias de cada juego, el dirigente Alex Cora se ha caracterizado en su primer año como dirigente en Grandes Ligas, por no temerle a tomar decisiones difíciles en momentos cruciales de un partido.

El domingo volvió a funcionarle una de sus movidas, y a la postre los Medias Rojas de Boston empataron la Serie de Campeonato de la Liga Americana con un triunfo 7-5 sobre los Astros de Houston.

Cora actuó de inmediato cuando sacó al pitcher abridor de los Medias Rojas, David Price, faltándole un out para cerrar la quinta entrada.

“Él sabe que esto no es de logros individuales ni de que ganó. Esto es que el equipo ganó. Y él nos dio chance, nos dio entradas suficientes para ir al bullpen, y el bullpen lo terminó”, dijo Cora.

Price, quien ya había permitido cuatro carreras limpias en las primeras tres entradas, se metió en aprietos en ese quinto inning, y Cora envió en su rescate al relevista derecho Matt Barnes, quien terminaría acreditándose el triunfo con 1.1 entradas de labor sin permitir libertades a los Astros.

Cora, de todos modos, dio crédito a la labor de Price, quien sin embargo sigue sin ganar como abridor en su historial en juegos de playoffs.

“Fue un buen juego. David tiró la bola bastante bien. En realidad fue un solo error, el de Marwin”, dijo Cora en referencia al jonrón de dos carreras de González en la tercera entrada, que quebró un empate 2-2 luego de que los Astros le igualaran el marcador un episodio antes, con doble de George Springer con dos a bordo.

“Fuera de eso”, continuó Cora, “el doble de Springer no fue conectado sólido. (Price) se vio bastante bien, con buena velocidad, mezcló el cambio tarde en la salida y nos dio el chance de ganar”.

En efecto Price dejó el juego tras 4.2 entradas de labor con ventaja de su equipo 5-4, gracias a la ayuda de un doble con las bases llenas de Jackie Bradley, Jr. que le devolvió la delantera a los Medias Rojas. No solo Cora dio crédito a la labor de Price, aunque no fuera la mejor, sino también la multitud en Fenway Park, que lo ovacionó al salir en la quinta.

“Definitivamente es apreciado”, dijo Price posterior al juego, en torno al gesto del público de Boston. “No fue lo que soñaba para esta noche, pero nuestra ofensiva, nuestra defensa, todos reaccionaron juntos. Eso es lo que hemos hecho todo el año”.

En cuanto el cuerpo de relevistas de Boston, él dirigente boricua catalogó como “excelente” su labor.

“Sabíamos que con ellos saludables y Matt (Barnes) regresando, y siempre contando con un abridor que pudiéramos usarlo tarde en el juego, íbamos a estar bien. Hasta ahora han hecho un trabajo excelente”, agregó a la vez que resaltó la disposición de Rick Porcello para actuar como relevista cuando en realidad es un abridor de lujo de los Medias Rojas.

Barnes, quien cargó con el triunfo al dar el último out de la quinta y evitar que hicieran daño los dos corredores que Price dejó en circulación, además de tirar también la sexta en blanco, alabó las decisiones de Cora.

“Lo que ha hecho en la temporada ha sido fenomenal. Pone a los jugadores en la posición indicada. Confía en cada persona en el equipo. Y nosotros confiamos en las decisiones que él toma”, dijo a preguntas de El Nuevo Día.

En el camerino perdedor de los Astros, no había necesariamente desilución por el revés, ni siquiera para el boricua Martín “Machete” Maldonado, cuyo ‘passed ball’ en la séptima, le costó una carrera en las piernas de Mookie Betts, que puso el marcador entonces 6-4.

“El juego estuvo cerrado hasta lo último y estuvimos cerca de ese último batazo para empatar el juego. Demostramos que podemos volver de atrás en cualquier momento”, destacó Maldonado recordando la novena entrada de los Astros, que después de dos outs respondieron con doble de George Springer y sencillo impulsador de José Altuve. Con la potencial carrera del empate en primera, entonces Alex Bregman se eliminó con elevado al izquierdo que terminó la amenaza de Houston y con el partido.

“Ese era uno de los planes al venir aquí (Fenway Park de Boston)”, añadió Maldonado sobre la posibilidad de regresar a Houston con al menos un triunfo, lo que lograron los Astros el sábado al ganar 7-2. “Venir aquí y ganar dos juegos es difícil y más con esa fanaticada. Ganar un juego aquí es salir victorioso. Haber ganado el primero es sumamente importante, y tratar de volver de atrás en esa última entrada hoy, nos da un poco más de confianza”.


💬Ver 0 comentarios