Estos conjuntos deben ser los que lideren el equipo H, aunque Japón puede sorprender

Saransk, Rusia — “A la conquista de Rusia”. 

Esa fue la proclama que lanzó Radamel Falcao al emprender el viaje a la Copa del Mundo, en la que su Colombia debuta el martes contra Japón y la misión de superar la espléndida campaña de hace cuatro años en Brasil.

Falcao es precisamente una de las razones importantes que alimentan el entusiasmo de un seleccionado que también cuenta con James Rodríguez, el máximo goleador del pasado Mundial.

El “Tigre” Falcao se perdió el pasado Mundial debido a que no pudo recuperarse a tiempo de una lesión de ligamento en su rodilla, justo cuando pasaba su mejor momento en el fútbol francés con el Mónaco. Su ausencia dolió en Colombia, pero el conjunto dirigido por el argentino José Pekerman logró en suelo brasileño la mejor campaña mundialista de su historia, tras alcanzar los cuartos de final.

Cuatro años después de quedar afuera, Falcao está presente en Rusia y será de la partida al igual que James frente a Japón, en la primera jornada del Grupo H que comparten con Polonia y Senegal.

Los días previos al partido la interrogante insistente ha sido quién será el compañero del capitán colombiano al frente: Carlos Bacca, Luis Muriel o José Izquierdo.

El dulce antecedente de Brasil quedó en el paladar a los colombianos, que quieren y exigen más a una selección que mantuvo a Pekerman como su conductor técnico y que mezcla a jugadores del anterior Mundial con nuevos rostros. Los aficionados alientan en las redes sociales y entonan canciones alusivas a la presencia de Falcao, al tiempo en que ensalzan a James y sus goles.

Los colombianos piensan realmente en grande esta vez.

A Falcao se lo ha visto con mucho entusiasmo y actividad en los entrenamientos previos al estreno. James, autor de seis goles en Brasil, generó una ligera preocupación en Colombia esta semana cuando no se presentó al primer entrenamiento por una fatiga muscular, aunque al día siguiente se entrenó.

Esos dos nombres, en particular, son el principal dolor de cabeza de Japón, que en el pasado Mundial fue goleado 4-1 por Colombia en la fase de grupos. James aportó un tanto en esa victoria que aseguró a los colombianos el primer lugar de su zona.

Los colombianos tratan de evitar las manifestaciones de favoritismo y advierten que las cosas podrían ser más complicadas en Rusia por el hecho de que los rivales los tienen más referenciados.

“Japón ya es habitual en los mundiales, tiene a jugadores importantes en las mejores ligas del mundo”, advirtió el volante central Carlos Sánchez. “Creo que se potencializan como equipo, y nosotros estamos trabajando muy bien para poder afrontarlo de la mejor manera”.

“Nosotros no nos sentimos favoritos, sería un error”, aclara el jugador del Espanyol. “Llegamos con una confianza, creemos en nuestro equipo”.

Los japoneses se han clasificado de manera consecutiva a los últimos seis mundiales y alcanzaron los octavos de final en 2002, cuando albergó el torneo con Corea del Sur, y en Sudáfrica 2010.

El timonel japonés Akira Nishino, un ex volante internacional que tomó de emergencia las riendas del equipo en abril tras los malos resultados alcanzados en amistosos, admite el nerviosismo que sienten sus jugadores por enfrentar a Falcao y James.

“Puede decirse que necesitamos un milagro para vencer a Colombia y sus figuras”, dijo Akira a la prensa después de anunciar a fines de mayo el plantel que disputará el Mundial y en el que incluyó a referentes como los volantes ofensivos Keisuke Honda y Shinji Kagawa, éste último jugador del Borussia Dortmund.


💬Ver 0 comentarios