Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En el ámbito local, varias bandas pusieron el rock sobre la tarima con una gran variedad de géneros. (Suministrada)

El regreso del festival de música independiente más grande del Caribe, Coors Light Indie Fest (CLIF)  se celebró ayer con más de  diez  horas  de  música en vivo y  reunió sobre 7,000 fanáticos del rock en el Parque Ecológico de Dorado.


💬Ver 0 comentarios