(horizontal-x3)
Puerto Rico es un mercado clave ya que un 19% de las transacciones de consumo de individuos que se registran en la isla son hechas con medios electrónicos. (Suministrada)

Cambios en los hábitos de los consumidores y en el perfil de los comercios en línea han impulsado la utilización de la tarjeta de débito frente a otras opciones de pago.

“La participación del débito en el segmento (de transacciones) en línea se ha multiplicado por cuatro y sigue creciendo mucho”, informó ayer Marcelo Tangioni, gerente general de MasterCard para el Caribe, en una mesa redonda con miembros de la prensa.

Es una tendencia que la multinacional observa a nivel global, y Puerto Rico no es la excepción.

“En el pasado, las transacciones (de débito) estaban concentradas en temas del día a día del tarjetahabiente. Se utilizaba mucho, por ejemplo, en supermercados, gasolineras, en necesidades básicas”, recordó Tangioni.

Ese patrón comenzó a cambiar con la entrada de la generación de los “millennials” (nacidos entre 1981 y 2000) a la economía. “De acuerdo con nuestras pesquisas, el comportamiento de los ‘millennials’ trae una preferencia muy fuerte por pagos hechos en tarjeta de débito. No les gusta mucho consumir algo y pagar después. Quieren consumir algo para lo que tienen los fondos ahora. No quieren pensar en tener que pagar cuentas en el futuro”, observó.

Esta generación también exhibe una mayor tendencia hacia las compras en línea, lo que en los últimos años ha coincidido con cambios en los perfiles de los comercios electrónicos. “Hasta hace poco tiempo teníamos Amazon, BestBuy y tiendas electrónicas en que básicamente vendían productos con ‘tickets’ (precios) altos. Compraba una tele o un par de zapatos”, apuntó el ejecutivo.

Agregó que recientemente han entrado al ruedo servicios de ‘streaming’ que permiten bajar canciones por menos de $2, películas por menos de $5 o suscribirse por unos $10 al mes. “Ahí sí empieza a cambiar mucho el perfil de la utilización online y ahí entra la tarjeta de débito porque hay una preferencia muy fuerte para el uso de débito en las transacciones pequeñas”, dijo Tangioni. “Hoy el débito empieza a ser un producto extremadamente digital, lo que hace poco tiempo atrás no pasaba”.

El ejecutivo sostuvo que Puerto Rico es un mercado clave para MasterCard en el Caribe, ya que un 19% de las transacciones de consumo de individuos que se registran en la isla son hechas con medios electrónicos. La penetración de transacciones electrónicas en Borinquen es alta si se le compara con países como México, donde asciende a 16%, Colombia (15%) y República Dominicana (13%). En Estados Unidos, esa cifra supera el 50%.

Abundó que antes del paso del huracán María en septiembre pasado, de los pagos electrónicos que se realizaban en la isla, un 60% se hacían con débito, 32% con tarjetas de crédito y el 8% restante con plástico para pequeños negocios o tarjetas prepagadas.

Dado que en Puerto Rico aun el 81% de las transacciones de consumo de individuos se realizan en efectivo, MasterCard se propone aumentar su penetración en el mercado, sobre todo en el segmento de débito, “que es donde está la gran oportunidad”.


💬Ver 0 comentarios