Consumidores hacen largas filas en los supermercados para encontrarse con que no hay galones ni botellas de agua. (semisquare-x3)
Consumidores hacen largas filas en los supermercados para encontrarse con que no hay galones ni botellas de agua. (Archivo / GFR Media)

Las largas filas para adquirir bienes se han vuelto costumbre en los comercios, al igual que la falta de productos en las góndolas de los supermercados, sobre todo los de primera necesidad.

“El agua embotellada es el problema más grave que tenemos. Apenas nos está llegando, no hay disponibilidad”, manifestó Joe Quiñones, socio fundador de la cadena de supermercados Selectos y dueño de tres supermercados, localizados en Levittown, Bayamón y Plaza Los Palacios en Toa Alta.

Reconoció que los consumidores hacen largas filas en los supermercados para encontrarse con que no hay galones ni botellas de agua. Los anaqueles están vacíos. “Los suplidores de agua tienen mucha demanda, y el gobierno y FEMA se han incautado del suministro de las plantas”, aseveró el empresario, quien dijo que ni Cristalia, ni Nikini, ni otras marcas están disponibles para suplir la demanda actual de los comercios.

Las latas de espaguetis Chef Boyardee escasean también. “No llegan en la cantidad que uno necesita. Son una comida completa y a la gente les gusta calentarlos; sienten que le echan algo caliente al estómago”.

Asimismo, el pescado fresco brilla por su ausencia, pero eso es algo que no le preocupa mucho a Quiñones, debido a que en estos tiempos post huracán, los consumidores no lo demandan como antes. “El pescado fresco no se está trabajando, es un producto muy delicado, y la gente no lo está pidiendo”.

Otro artículo que ha desaparecido de los supermercados tras el azote del ciclón María es el cloro, debido a que con la falta de agua y a los focos de contaminación que han comenzado a surgir, la gente recurre a este producto para limpiar y echarle hasta al agua estancada para evitar que se propaguen los mosquitos. “El cloro está escaseando porque la demanda se ha triplicado y hasta más. Ese es un producto que higieniza y es económico”, indicó Quiñones, al explicar el por qué no hay suficientes abastos en sus tres tiendas ni en otros comercios.

Sus tres Selectos están operando en horario especial, de 7:00 a.m. a 6:00 p.m. El único que tiene energía eléctrica es el de Levittown, el cual pese a lo fuerte que golpeó el huracán María a los ciudadanos de Toa Baja, no afectó mucho la estructura. Los otros dos supermercados operan con generador eléctrico.

Mientras, en Econo Rial Altamira de Río Piedras, la fila de clientes era de varios cientos a la media tarde de ayer. La gerencia los dejaba entrar en grupos de 40 y guardias de seguridad controlaban el flujo.

Este es uno de los principales supermercados Econo y uno de los que más vende en toda la cadena. Ayer estaba bastante bien surtido, aunque Mariano Bravo, gerente del establecimiento, dijo que es complicado lograr que el agua embotellada dure en los anaqueles.

Comentó que el sábado le llegó medio vagón con más de 3,000 galones de agua y duró medio día. “Llegaron y la gente se quiere llevar mucha cantidad, diez o más. Lo limitamos a un galón (por cliente) y aún así se agotaron rápido. La gente lo que está pidiendo, no es diésel ni gasolina, lo que buscan es agua”, aseveró Bravo.

En Econo Rial tampoco había los tubos de gas propano. “Se nos acabaron hace par de semanas; y las linternas y las baterías llegan y también se van”, dijo el gerente de Econo. Tampoco había sopas Campbell’s, Chunky ni leche fresca. Sin embargo, Bravo dijo que siempre han tenido leche fresca, pero ayer el camión de entrega se averió de camino al supermercado, y por eso al momento de la visita de este diario, el producto no estaba en las neveras.

Los clientes están adquiriendo productos perecederos, pero en menos cantidades. Buscan carnes rojas y pollo, pero no necesariamente pescados. Por eso, Econo no tiene pescado fresco, aunque sí congelado.

Dicho supermercado está operando con planta eléctrica. Acepta tarjetas de débito, crédito y la tarjeta de la Familia. La mayoría de los clientes pagaba ayer con tarjeta de débito.


💬Ver 0 comentarios