José Carrión hizo las expresiones durante la quinta edición del Puerto Rico Investment Summit. (horizontal-x3)
José Carrión hizo las expresiones durante la quinta edición del Puerto Rico Investment Summit. (Xavier J. Araújo Berríos)

El presidente de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), José B. Carrión, expresó hoy, lunes, que la inyección de $16,500 millones que recién se aprobó en la capital federal no será suficiente para restaurar la economía de la isla, por lo que el ente federal insistirá en las reformas estructurales que sugirieron hace poco más de una semana como parte del plan fiscal revisado del gobierno.

Carrión además indicó que el organismo federal respaldará el proceso de privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que ha sugerido el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, pues urge poner fin al sistema que ha contribuido al estancamiento económico de la isla.

Carrión hizo sus expresiones durante la quinta edición del Puerto Rico Investment Summit, un evento que realiza la agencia de publicidad AdWorks y que busca promover el territorio estadounidense como plaza de negocios y centro de exportación, así como un lugar de bajos impuestos para que personas de alto caudal se muden en la isla. El evento de dos días de duración se lleva a cabo en el Centro de Convenciones de Puerto Rico con una asistencia más baja que en años anteriores. Inicialmente, el evento se programó para octubre pasado, pero fue pospuesto hasta ahora, a raíz del paso del huracán María. Partiendo de las mesas ubicadas en el lugar, unas 300 personas asisten al evento.

“Aunque decididamente son buenas noticias, debemos resistir la tentación de pensar que una inyección tan significativa de dinero federal que no se contemplaba tan recientemente como la semana pasada sería la solución a todos los problemas de Puerto Rico”, dijo Carrión.

Según el líder de la JSF, la inyección aprobada por el Congreso y firmada por el presidente Donald Trump la semana pasada, no despeja la necesidad de que este mismo año se hagan cambios a las leyes laborales, a los programas de asistencia social, así como reformas en permisos, infraestructura e impuestos. Esto, para mejorar la competitividad de la isla.

“Estas reformas que no pueden esperar, se tienen que adoptar ahora”, indicó Carrión al señalar que habida cuenta que los integrantes de la JSF no son políticos, estos pueden abogar por cambios que son antipáticos para los funcionarios en el poder.

Carrión explicó que la JSF y el gobierno trabajan para incorporar la nueva asignación de fondos federales en las previsiones del plan fiscal revisado, pero subrayó que los cambios estructurales son necesarios para acrecer la economía para pagar “una partida razonable y sostenida” de la deuda que se tiene con los acreedores “que una vez creyeron en nuestra isla”.

“El gobierno y la Junta deben hacer su parte, pero también debe hacerlo el sector privado”, indicó Carrión al instar a los asistentes a la cumbre a participar del esfuerzo de reconstrucción.

Además, por segunda ocasión en menos de un mes, Carrión indicó que la privatización de la AEE es un paso en la dirección correcta para restaurar la economía de la isla, al tiempo que reiteró que el sector energético debe contar con un regulador independiente, lo que supone un rechazo a las intenciones del gobierno de consolidar la Comisión de Energía de Puerto Rico (CEPR) con la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones y la Comisión de Servicio Público. La semana pasada, el empresario de seguros endosó la privatización de la AEE y la existencia un regulador energético independiente durante un evento de la Cámara de Comercio de Puerto Rico.

Carrión reiteró la necesidad de cambiar las leyes laborales en Puerto Rico, minutos después que el secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy, dijera a los participantes de la cumbre que uno de los principales atributos de invertir en la isla es el salario que reciben los trabajadores en relación con el continente.

Según Laboy, en Puerto Rico, la paga a los trabajadores pueden ser entre 30% y 50% menos que lo que se paga en los estados.

La Junta discute el plan fiscal con los acreedores

Carrión explicó a la audiencia que el embate de los huracanes Irma y María tiró por la borda los esfuerzos efectuados por la JSF para cumplir con el mandato de balance fiscal y acceso al mercado de capital.

En ese sentido, Carrión indicó que el plan fiscal revisado ha requerido un nuevo enfoque, por lo que el organismo ha celebrado cuatro sesiones públicas para recibir comentarios y recomendaciones de los diversos grupos afectados por la crisis económica de Puerto Rico.

Asimismo, reveló que como parte del proceso de mediación establecido por la corte en los casos de Título III de Promesa, la JSF celebró tres sesiones para recibir comentarios de los acreedores en torno al proceso de revisión del plan fiscal.


💬Ver 0 comentarios