La JSF y la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) anunciaron que se había consumado la transacción (horizontal-x3)
La JSF y la Aafaf anunciaron que se había consumado la transacción. (GFR Media)

Tal y como anticipó El Nuevo Día, la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina) consumó este martes el intercambio de deuda de esa entidad, dando efectividad al primer plan de ajuste de la deuda de Puerto Rico bajo el Título III de la ley federal Promesa.

En declaraciones separadas, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) anunciaron a media tarde que se había consumado la transacción que reduce en aproximadamente unos $5,491 millones, la deuda de Cofina.

En lo sucesivo, según la Aafaf, el principal de la nueva acreencia de Cofina rondaría unos $12,021 millones y en lo sucesivo, esta será pagadera con la parte que Cofina retuvo de 5.5% del Impuesto a la Venta y Uso (IVU), antes comprometido para los bonistas.

En declaraciones escritas enviadas por la Aafaf, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares manifestó que la implementación del plan de ajuste de Cofina es “un paso importante para la reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico, el regreso a los mercados de capital y sentar las bases de una economía más resiliente, vibrante y fuerte”.

El pasado domingo, El Nuevo Día reseñó que el gobierno se proponía comenzar a ejecutar el intercambio de la deuda de Cofina esta semana, para lo que se había reclutado a un sindicato de bancos encabezado por Merill Lynch, Barclays, Jefferies y JPMorgan. El sindicato cobrará unos $34.2 millones para efectuar los trámites del intercambio, mientras las partes que negociaron el plan de ajuste recibirán otros $472 millones en honorarios y pagos.

Este diario reveló hoy martes que una vez se completara la transacción, entrará en vigor una nueva gobernanza en Cofina, según legisló la asamblea legislativa enla Ley 241 del año pasado. Entre otras cosas, la ley establece que el nuevo Cofina contará con una junta de tres directores que no necesitarán la confirmación del Senado y que ejercerán sus funciones por unos tres años.

De acuerdo con el plan, los tres directivos recomendados para la nueva Cofina son Alexandre Zyngier, Daniel Heimowitz y Richard (“Rick”) Kolman.

Pagos irán a asesores

Según Rojo, por cerca de año y medio, los asesores de Bonistas del Patio -Ducera Partners y Davis Polk & Wardell- han participado activamente de las negociaciones que sentaron las bases para el plan de ajuste de Cofina, el primero bajo el Título III de Promesa.

“El abogado del UCC sabe bien quiénes son las personas que han representado a la organización”, dijo Rojo al señalar que la moción informativa de la Aafaf ante Swain no reviste de ninguna novedad.

Según Rojo, el gobierno no tenía por qué informar a Swain del pago que se emitiría, pero favoreció que la Aafaf así lo hiciera, cumpliendo con estándares de transparencia.

Destacó que él no recibirá compensación alguna, y que el pago estipulado con el gobierno irá exclusivamente a los abogados y asesores financieros, firmas que a diferencia de los demás grupos de acreedores aceptaron prestar sus servicios sujeto a que se lograra algún acuerdo.

A diferencia de otros grupos de acreedores, que se han visto a informar sus intereses al tribunal bajo la regla 2019 del Código de Quiebras, Bonistas del Patio participa de las negociaciones como representante de los bonistas residentes en Puerto Rico, pero no representa a ningún bonista particular.

Por ello y por tratarse de una organización sin fines de lucro, dijo Rojo, la organización no informa al tribunal las acreencias que poseen sus integrantes.

“El panel de jueces mediadores nos admitió a participar, peticionamos que nos dejaran participar”, sostuvo el empresario. “Si Bonistas del Patio no hubiese estado presente, habría sido el único ‘constituent’ que no habría tenido representación cuando a quien más se les ha recortado de sus ahorros ha sido a los bonistas de la isla”.



💬Ver 0 comentarios