Juan Carlos Rivera, de Coopple, aseguró que la determinación del tribunal debe despejar el camino para la compra de Indulac. (Archivo / GFR Media) (horizontal-x3)
Juan Carlos Rivera, de Coopple, aseguró que la determinación del tribunal debe despejar el camino para la compra de Indulac. (Archivo / GFR Media)

El Tribunal Supremo de Puerto Rico no acogió la moción de reconsideración que radicó la Oficina de Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL) en su intento por paralizar la transacción de compraventa de acciones de la empresa Indulac por la Cooperativa de Productores de Leche de Puerto Rico (Coopple), informó ayer el presidente de la Junta de Directores de ese organismo, Juan Carlos Rivera.

Este calificó la determinación del tribunal como un triunfo para la cooperativa y aseguró que la misma debe despejar el camino para la compra de la mencionada empresa.

“Según expresamos desde el principio, la transacción de compraventa de las acciones de Indulac se hizo siguiendo la ley, según lo confirma esta segunda decisión del Tribunal Supremo. Se sostiene la determinación inicial del Tribunal Superior de San Juan, avalada por el Tribunal de Apelaciones, de que la orden de cese y desista que buscaba el Departamento de Agricultura es nula e inválida, ya que el administrador no tenía la capacidad en ley para dictarla en el momento en que la dictó”, afirmó.

“Queda así confirmada la validez de la transacción efectuada por el Fondo para el Fomento de la Industria Lechera y Coopple, mediante la cual este último compró las acciones corporativas de Indulac en 2016,” agregó.

Según el portavoz de Coopple, este es el cuarto revés legal que sufre la ORIL con respecto a la transacción de compraventa de las acciones corporativas de Indulac.

Explicó que el pasado mes de junio, el mismo Tribunal Supremo se había negado a acoger el recurso solicitado por el Departamento de Agricultura, y que en febrero el Tribunal de Apelaciones había avalado la decisión que emitió el Tribunal Superior de San Juan en octubre de 2016 en un recurso que radicó la anterior secretaria de Agricultura, Myrna Comas, al final del cuatrienio pasado.

Según Rivera, la Orden del Tribunal de Apelaciones que ratificó el Supremo, concluyó que “al día siguiente de la ORIL enterarse que el documento de compraventa fue firmado por las partes con interés, el administrador pretendió, mediante la orden, prevenir la consumación de la transacción hasta tanto culminara la investigación al respecto”.

La misma indica además que “surge del expediente, que al momento de emitirse la orden, el administrador no había realizado una determinación previa en cuanto a si las partes con interés habían incurrido en alguna violación a la Ley 34 o a algún reglamento… Solo después de dicha determinación es que el administrador estaba autorizado a dictar una orden de cese y desista”.

El directivo de Coopple se expresó esperanzado de que el Departamento de Agricultura, que sigue opuesto a la transacción, desista de su postura.

“Esperamos que ante esta decisión, se termine la controversia con esta transacción que es vital para que los ganaderos de leche podamos integrar la producción de manera vertical desde la finca hasta la producción final”, dijo. “Indulac es pieza claveen nuestros planes de desarrollar nuevos mercados y productos para que podamos aumentar la producción en nuestras fincas”, declaró.

Al cierre de esta edición, ni la ORIL ni el Departamento de Agricultura habían emitido declaraciones en reacción a la decisión judicial.


💬Ver 0 comentarios