Aurelio Alemán, presidente del Comité Unidos por Puerto Rico y presidente y CEO de FirstBank, junto a la primera dama, Beatriz Rosselló y  miembros del comité. (horizontal-x3)
Aurelio Alemán, presidente del Comité Unidos por Puerto Rico y presidente y CEO de FirstBank, junto a la primera dama, Beatriz Rosselló y miembros del comité. (Suministrada)

La organización privada sin fines de lucro Unidos por Puerto Rico, creada luego del paso del huracán Irma por la isla, redobló sus esfuerzos tras el azote del ciclón María y ya ha recaudado unos $11 millones, informaron sus directivos.

Esta iniciativa nació en la oficina de la Primera Dama, Beatriz Rosselló, y es liderada por el sector privado, en la que 15 empresas figuran como miembros fundadores. Ayer el presidente de la junta de directores, Aurelio Alemán, presidente también de First Bancorp, indicó que en un par de semanas han logrado recolectar y coordinar la entrega de 800,000 libras de artículos de primera necesidad, incluyendo comida, ropa y agua.

Señaló el banquero que se han recibido 125,000 donaciones, que rondan $11 millones, provenientes de Estados Unidos, Canadá, España, Reino Unido y México, entre muchos otros países. “La respuesta ha sido masiva. Hemos sobrepasado cualquier expectativa en un corto periodo”, expresó.

A preguntas de El Nuevo Día sobre a dónde han llevado la ayuda de las 800,000 libras de productos y cómo las han entregado, Luis Ángel Martínez, director de la Oficina de la Primera Dama y uno de tres miembros exoficio de la entidad, respondió que la llevaron a los 78 ayuntamientos, al sector Castañer en Adjuntas, y a los Centros de Manejo de Emergencias. De allí, los alcaldes las distribuirían en las comunidades necesitadas, dijo Martínez.

Otro de los logros alcanzados por la entidad es que logró conseguir la certificación federal 501c3, la cual les permite expandir la oportunidad de recibir donativos. Esta es una certificación que, de ordinario, “toma mucho tiempo conseguirla, y se logró en corto tiempo”, dijo el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado, quien es otro de los miembros exoficio, en unión también a la Primera Dama. La entidad cuenta, además, con la certificación local de Hacienda.

La segunda fase de la iniciativa de Unidos por Puerto Rico impactará a los distritos, y para ello utilizarán a los líderes comunitarios y a los legisladores, dijo la esposa del gobernador.

Herbert Lewy, gerente general de Microsoft Puerto Rico y miembro de la junta directiva, indicó que la empresa ha donado $1 millón de distintas maneras, y apoya en el desarrollo de 15 misiones de tecnología, todas relacionadas con levantar a Puerto Rico. Entre esas misiones están la creación de un programa para registrar las donaciones y asegurarse de que lleguen a donde hace falta.

Asimismo, está la creación del portal status.pr, desarrollado junto al equipo de tecnología del gobierno, para tener datos fidedignos para la ciudadanía y los medios.

Otra misión en la que trabajan, pero aún no está en vivo, está relacionada con recaudar fondos para los recintos de la Universidad de Puerto Rico, senaló Keren Henríquez, directora de Educación de Microsoft Caribe.

Por su parte, María Eugenia Ferré Rangel, presidenta de la junta de directores de GFR Media, Inc., dijo que es un privilegio ser parte de este esfuerzo de la empresa privada. “Unidos estamos todos por Puerto Rico”.

Próximamente empezarán a otorgar asistencia económica y Unidos por Puerto Rico le dará ayuda financiera a los pequeños negocios, dijo el presidente de la junta de directores. No obstante, aún no han determinado cómo lo harán, pues no desean afectar las ayudas federales a las que los damnificados puedan tener derecho.

Entre esas ayudas otorgarán $1 millón en vales para que los refugiados adquieran artículos de primera necesidad en los comercios. Además, están adiestrando a empleados de gobierno y personal del sector privado para que puedan ayudar a llenar las solicitudes de asistencia de las agencias federales.

La organización ha identificado siete proyectos que apoyará, entre ellos uno que trabaja en llevar agua a las comunidades y expandir así los oasis; otro en conjunto con el Banco de Alimentos para expandir la ayuda social a través de La Perla de Gran Precio y el Hogar el Pequeño Joshua; y un apoyo a los locales Stop and Go, las que proveerán comidas calientes, electricidad, acceso a wifi y entretenimiento para niños en comunidades.

Los fundadores de la junta son Bacardí, Banco Popular Foundation, Bella Group, Burger King, Evertec, GFR Media, Walmart, Walgreens, FirstBank, Coca Cola, Triple S, Toyota, MMM, Empresas Fonalledas y Sarco (Church’s).


💬Ver 0 comentarios