Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Uber opera carros autónomos en las ciudades de Pittsburgh y San Francisco desde finales de 2016. (AP)

San Francisco - La batalla judicial entre una empresa pionera en vehículos autónomos que pertenecía a Google y el servicio de transporte Uber está por comenzar, en medio de denuncias de engaño, traición, espionaje y el robo de datos de alta tecnología.


💬Ver 0 comentarios