Con los hogares, oficinas y pequeños negocios en mente, APC by Schneider Electric presentó ayer al mercado de Puerto Rico sus nuevos modelos de torres compactas de baterías de resguardo (“battery backups”) y protectores contra sobrecargas de energía (“surge protected outlets”).

Se trata de la línea Back-UPS Pro BX, “con la que ofrecemos un producto más compacto, liviano y pequeño, que tiene la misma capacidad de modelos anteriores, pero para espacios más restringidos”, dijo Franklin Guerrero, director de ventas a canal de Schneider Electric para Latinoamérica.

La línea cuenta con cuatro modelos que varían según su capacidad: 850 voltios-amperios (VA), 1,000, 1,350 y 1,500. Los dos primeros cuentan con ocho receptáculos, mientras que los restantes cuentan con diez. En todos los casos, la mitad de los receptáculos cuenta con “surge protection” y los demás tienen también “battery backup”.

Entre sus características se incluyen: pantalla LCD para tener acceso a información sobre el estado del Back-UPS Pro BX, regulación automática de voltaje para áreas con redes de energía poco consistentes, un software que puede rastrear la calidad de la energía y apagar la computadora durante un corte de electricidad, y tres años de garantía.

Los modelos pueden proteger, por ejemplo, computadoras, televisores, módems, equipos de punto de venta y consolas de videojuegos, de fluctuaciones en voltaje y cortes inesperados en el suministro de energía.

Guerrero informó que el colapso del sistema de energía eléctrica que experimentó la isla tras el paso del huracán María, trajo como consecuencia que APC duplicara las ventas de equipos como estos. Agregó que la mayor demanda está ahora en equipos de entre 1,000 y 1,500 VA, pues individuos y negocios buscan proteger más equipos además de la computadora.


💬Ver 0 comentarios