Los hombres buscaban una mejor vida, pero terminaron trastornados, sin poder dormir y "con frío en el pecho" (Vanessa Serra, Jessica Ríos Viner)

La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA, en inglés) del estado de Alaska comenzó una pesquisa sobre las escandalosas denuncias de abuso y condiciones de trabajo inapropiadas que realizaron tres puertorriqueños a Endi, luego de regresar de una planta procesadora de salmón de la empresa Silver Bay Seafoods, en la ciudad de Naknek.

“Estamos investigando algunas querellas. Enviamos un investigador a inspeccionar la mano de obra y los peligros que puede haber hacia los empleados en la planta”, afirmó en entrevista telefónica Deborah Kelly, directora de Seguridad y Estándares de Trabajo del Departamento del Trabajo estatal.

La funcionaria no quiso abundar en detalles de las denuncias ni cuántas han recibido para no afectar la investigación. “No queremos poner a ninguno de los empleados en riesgo de represalias. Toda esa información es confidencial. Cuando finalice la investigación, les indicamos a los querellantes sobre los hallazgos y la información se hace pública”, explicó.

La pesquisa, además, fue confirmada por la oficina del gobernador de Alaska, Bill Walker, que aseguró que el Departamento del Trabajo se encuentra “investigando activamente” este asunto, luego que el gobernador Ricardo Rosselló le realizara la petición durante unas reuniones en la Asociación Nacional de Gobernadores. 

“El gobernador Walker está comprometido con asegurar la seguridad y el trato justo de todos los trabajadores en Alaska. Él toma con seriedad las preocupaciones del gobernador Rosselló sobre violaciones a la salud y la seguridad de los empleados en las plantas procesadoras de pescados. Como la investigación está activa, no podemos dar detalles”, informó el secretario de prensa, Jonathan Taylor.

El Departamento del Trabajo en Alaska no tiene la autoridad para suspender labores en un negocio, según Kelly, por lo que la empresa se expone a multas “exponencialmente altas” de comprobarse que incurrió en violaciones a la ley.

La investigación puede durar hasta seis meses en ser completada.

Leo Kay, portavoz de la Región 10 de OSHA, aclaró a este medio que la agencia federal no está involucrada en la investigación, sino que “la agencia del estado de Alaska será la encargada de este caso”.

Historias de violaciones repetidas

Silver Bay Seafoods, que durante los pasados meses reclutó personal de temporada en Puerto Rico, “ha sido un infractor consistente de regulaciones sobre salud y seguridad”, expresóa Endi una fuente que solicitó anonimato.

Según los reportes en la página web de OSHA, desde el 2009 la empresa ha incurrido en 103 violaciones entre sus cuatro plantas. El año pasado, la planta de Naknek -que se instaló en el distrito de Bristol Bay en el 2014-  enfrenta multas por un total de $155,675 por cometer 23 violaciones, incluyendo 10 serias y nueve repetidas.

“Es un número grande de violaciones”, aseguró Kelly. “Las más serias para nosotros son las repetidas, porque significa que hemos ido en los pasados años y los hemos encontrado violando los estándares, y les hemos dicho que lo arreglen y cuando volvemos a inspeccionar no lo han arreglado”, explicó.

Según la directora, nueve es considerada una cifra alta para reincidencias. “Puedo decir que son muchas violaciones repetidas. En este caso, algunas están siendo litigadas por el empleador porque no están de acuerdo con los hallazgos”, aclaró.

“En general, Osha requiere a todos los empleadores un ambiente de trabajo libre de peligros, y el patrono está obligado a hacer lo que sea que tenga que hacer, para que sea un ambiente seguro y eso incluye equipo apropiado y herramientas”, añadió Kelly.

Según la organización sin fines de lucro Alaska Public Media, en Bristol Bay circulaban las quejas sobre la planta, relacionadas con la mala comida, un alto nivel de lesiones, maltrato y un grupo grande de renuncias. 

El medio entrevistó al estadounidense Roy White, exempleado de la planta, quien coincidió con las denuncias realizadas en exclusiva a Endi. “Las condiciones de trabajo son horribles. Las personas son lo más bajo en la lista de todo ese negocio. Somos prescindibles”, dijo. 


💬Ver 0 comentarios