Esta foto de archivo del 30 de septiembre del 2016 muestra el logotipo de un auto Model S de Tesla en el Expo de Autos en París, Francia. (AP / Christophe Ena)

Detroit — Tras el desplome del precio de sus acciones y cuestionamientos relacionados con la demanda de sus vehículos, Tesla redujo el precio base en Estados Unidos de dos de sus modelos más caros.

La compañía redujo el lunes $3,000 al precio del sedán Model S y $2,000 al de la camioneta Model X.

Tesla no especificó si la disminución de ventas influyó en la decisión. Sin embargo, la compañía dijo que periódicamente ajusta sus precios y opciones disponibles como otras compañías automotrices. Tesla dijo que la reducción compensa el aumento de precio de hace un mes cuando ofreció una mayor autonomía de batería, y agregó un nuevo sistema de transmisión y suspensión.

Ahora el precio base del Model S es de $71,250 y del X de $71,950, sin incluir créditos fiscales federales y estatales.

La medida se anuncia cuando el precio de las acciones de Tesla está bajo presión y, en momentos, ha llegado a caer por debajo de $200 la acción. Varios analistas han cuestionado si la compañía puede vender suficientes autos para cubrir sus gastos sin usar las reservas de efectivo.

Tesla dijo en un comunicado que las reducciones serán de entre 2% y 3% en los S y X. La semana pasada, la compañía aumentó en 400 dólares el precio de su auto más vendido, el Model 3, a un precio base de $35,400. “Bajo cualquier estándar razonable, estos pequeños cambios no son relevantes”, dijo la compañía en un comunicado.

La compañía con sede en Palo Alto, California, dijo el mes pasado que perdió $702.1 millones en el primer trimestre, uno de sus peores trimestres en dos años. Las ventas cayeron 31% en ese periodo. Musk pronosticó otra pérdida para el segundo trimestre, pero dijo que Tesla volvería a ser rentable para el tercer trimestre.


💬Ver 0 comentarios