Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El Capitolio federal (horizontal-x3)
El Capitolio federal. (Archivo)

Washington - La resolución de asignaciones que otorgaría a Puerto Rico $4,800 millones en fondos de Medicaid durante los próximos dos años condiciona la entrega de unos $1,200 millones a que el Secretario de Salud de EE.UU. certifique que el gobierno de la Isla ha establecido estadísticas confiables y una unidad de control contra el fraude.

Los fondos se asignarían para este año fiscal federal y el próximo, 2018-2019, de acuerdo con el texto de la legislación que irá a votación esta tarde en el Senado estadounidense, como parte de un acuerdo bipartidista sobre el presupuesto federal, antes de pasar a la Cámara de Representantes.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, sostuvo que los Centros de Servicios Medicare y Medicaid (CMS) han acreditado la unidad contra fraude del gobierno de Puerto Rico, por lo que no espera complicaciones para recibir todo el dinero.

Una traba similar se le impone al gobierno de las Islas Vírgenes.

Según el texto de la medida, el secretario de Salud de EE.UU. deberá entregar para el 1 de julio de 2018 un informe a los comités de Finanzas del Senado, y Energía y Comercio de la Cámara de Representantes sobre los pasos que han tomado los gobiernos de Puerto Rico para cumplir con las condiciones que se le imponen para poder recibir toda la asignación.

El acuerdo presupuestario evitaría el cierre a la medianoche del gobierno federal, aumenta por dos años los niveles de gastos, autoriza un incremento en el límite de la deuda pública estadounidense hasta marzo de 2019 y autoriza $89,000 millones en fondos para mitigar desastres.

La legislación también permite asignar $2,000 millones para rehacer la red eléctrica de Puerto Rico. El gobierno de Puerto Rico ha calculado que los trabajos para modernizar la red eléctrica puedan costar cerca de $17,000 millones.

Los fondos de Medicaid y para la red eléctrica de Puerto Rico salen del apartado del acuerdo presupuestario dedicado a atender los huracanes y fuegos forestales de 2017, incluida la devastación causada por el ciclón María en la Isla, donde aún cerca del 28% de la población sigue sin energía eléctrica.

La transacción anunciada por el liderato del Senado para financiar el presupuesto federal por los próximos dos años, podría representar para la isla cerca de $15,000 millones en asignaciones directas, según ha indicado el senador republicano Marco Rubio (Florida), quien es miembro del Comité de Asignaciones del Senado federal.

Los $4,800 millones en fondos de Medicaid para Puerto Rico suponen el 100% de acceso a ese programa, se sumarían a los cerca de $325 millones que recibe la isla anualmente por ley permanente y evitarían, por lo menos hasta octubre de 2019, el hueco fiscal que dejó en el sistema de salud puertorriqueño el agotamiento de las asignaciones de Obamacare.


💬Ver 0 comentarios