En esta imagen, tomada el 24 de mayo de 2019, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, rodeado de reporteros en la residencia oficial del primer ministro de Japón, en Tokio. (Yohei Kanasashi/Kyodo News via AP) (semisquare-x3)
En esta imagen, tomada el 24 de mayo de 2019, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, rodeado de reporteros en la residencia oficial del primer ministro de Japón, en Tokio. (Yohei Kanasashi/Kyodo News via AP)

No “hay motivos” para que Irán se retire de su acuerdo nuclear de 2015 con las potencias mundiales más allá de tratar de fabricar armas atómicas, dijo el miércoles el principal asesor de seguridad del presidente de Estados Unidos, a un año de que Donald Trump decidió unilateralmente sacar a Washington del pacto.

John Bolton, que desde hace años mantiene una postura estricta hacia Irán, denunció además, sin ofrecer evidencias, que el supuesto sabotaje a cuatro buques petroleros ante la costa de Emiratos Árabes Unidos se produjo por minas navales colocadas "casi con toda seguridad por Irán”.

En declaraciones realizadas en Abu Dabi, la capital de Emiratos, Bolton dijo a reporteros que también hubo un intento previo no reportado de atacar el puerto petrolero saudí de Yanbu.

El asesor destacó que desde entonces no se han registrado más ataques iraníes, algo que atribuyó al despliegue militar. Estados Unidos envió un portaaviones y bombarderos B-52 al Golfo Pérsico.

Bolton advirtió que Washington responderá si es atacado.

"La cuestión es dejar muy claro a Irán y a sus aliados que este tipo de acciones podrían recibir una respuesta muy firme Estados Unidos”, advirtió Bolton sin ofrecer más detalles.

Las autoridades de Arabia Saudí no respondieron de inmediato a una petición de comentarios sobre la afirmación de Bolton acerca de Yanbu, que es donde termina el oleoducto Este-Oeste del reino. La infraestructura fue atacada en los últimos días en un asalto coordinado con aviones no tripulados lanzado por los rebeldes yemeníes respaldados por Teherán, también conocidos como hutíes.

En las últimas semanas, las tensiones en la región aumentaron al tiempo que Estados Unidos reforzó su presencia militar en el Golfo Pérsico en respuesta a una amenaza, todavía no especificadas, de Irán.

Washington también acusó a Irán de estar detrás de una serie de incidentes, incluyendo el supuesto sabotaje a petroleros cerca de la costa de Emiratos y un proyectil que impactó cerca de la embajada estadounidense en Bagdad, mientras que los rebeldes yemeníes perpetraron ataques con drones contra Arabia Saudí.

Irán, por su parte, anunció que se retirará del pacto nuclear de 2015 que limitó su enriquecimiento de uranio a cambio de un alivio de las sanciones económicas. Trump sacó a Estados Unidos del pacto porque cree que no hacía suficiente para frenar el programa nuclear iraní ni abordaba su programa de misiles balísticos.

Bolton señaló que, sin más plantas nucleares, no tiene sentido que Irán acumule más uranio enriquecido a menor concentración como planea hacer. Washington también limitó antes la capacidad de la República Islámica para vender uranio a Rusia a cambio de óxido de uranio.

Irán fijó como plazo máximo el 7 de julio para que Europa le ofrezca mejores condiciones en su pacto nuclear, de lo contrario reanudará el enriquecimiento de uranio próximo a una concentración para armas. Bolton declinó decir si Estados Unidos respondería a esa medida, pero criticó las acciones de Teherán.

“No hay motivos para que lo hagan (el enriquecimiento de uranio) a menos que sea reducir el tiempo para fabricar armas nucleares”, explicó Bolton.

Irán ha insistido durante años que su programa nuclear tiene solo fines pacíficos. Sin embargo, las potencias occidentales presionaron para limitar su capacidad de buscar armas atómicas en el acuerdo.

"Esto son solo evidencias más gráficas de que esto no ha limitado su continuo deseo de tener armas nucleares”, agregó Bolton. “Claramente, esto no ha reducido sus actividades terroristas en la región que hemos discutido ni otro comportamiento maligno en su uso de las fuerza convencional”.

Bolton rechazó ofrecer evidencias que vinculen a Teherán con los ataques, citando investigaciones en marcha.

"¿Quién si no creen que lo está haciendo?", preguntó retóricamente en un momento dado. "¿Alguien de Nepal?"


💬Ver 0 comentarios