Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
(André Kang)

Con motivo del aniversario 242 de la Declaración de Independencia de Estados Unidos, el gobierno de Puerto Rico dedicó hoy sus actos de conmemoración al grupo de militares veteranos conocidos como los "Borinqueneers".

El secretario de Estado, Luis Rivera Marín, aludió a estos militares retirados como ejemplo de la desigualdad que enfrentan los ciudadanos estadounidenses en Puerto Rico en comparación con los residentes en estados de Estados Unidos, donde tienen acceso a servicios y beneficios adicionales, además de la oportunidad de votar por sus representantes en el gobierno federal.

“Carecemos de los mismos beneficios y es precisamente la aspiración lo que dice esa Declaración de Independencia, de que todos somos creados iguales… en Puerto Rico todavía”, expresó Rivera Marín, quien entregó una proclama a los Borinqueneers durante un acto en el Departamento de Estado.

“Esa perfección de la nación no se da hasta que realmente se pueda lograr la igualdad que hoy la vivimos con la Junta de Supervisión Fiscal y que después del huracán María recibiéramos menos ayuda que Texas y Florida, porque carecemos de representación (en el gobierno estadounidense)”, agregó.

Sostuvo que “estos veteranos, si viven aquí, no reciben los mismos beneficios ni pueden votar por su comandante en jefe (presidente de Estados Unidos). Por eso los conmemoramos en tan importante fecha”.

El presidente del grupo de veteranos, Ángel Rosa, explicó que los Borinqueneers es el nombre con que se bautizó a los soldados del Regimiento de 65 de Infantería que fue activado en Puerto Rico para ir a la guerra en Corea en 1950.

Señaló que cerca de 61,000 puertorriqueños participaron en el conflicto bélico, convirtiendo la Isla en la segunda jurisdicción de Estados Unidos con mayor presencia.

“La mayoría de la gente no lo entiende, pero la mayoría fuimos voluntariamente, porque la situación económica de Puerto rico estaba tan mala, que vimos una oportunidad de trabajo, aunque arriesgábamos nuestras vidas”, indicó Rosa,

Señaló que durante la guerra en la península coreana fallecieron 4,360 puertorriqueños, de los cuales 765 eran del Regimiento de 65 de Infantería y 127 fueron declarados “perdidos en acción”.

“Ese reclamo (de igualdad con ciudadanos en Estados Unidos) es el que hacemos todos los veteranos”, afirmó. “Nosotros hemos peleado por Estados Unidos, hemos arriesgado nuestras vidas y queremos ser estado de la nación”, indicó.

 


💬Ver 0 comentarios