Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La alegría que Gerilon Mondesir irradiaba ayer desde el altar contagió a cerca de un centenar de miembros de la comunidad haitiana que se congregaron en la parroquia San Mateo, en Santurce, para dar gracias por la recuperación del jovencito y pedir por su salud.


💬Ver 0 comentarios