(horizontal-x3)
El presidente de la Junta de Supervisión Fiscal, José Carrión. (GFR Media/Archivo)

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) escribió este viernes al presidente Donald J. Trump, pidiendo a la cabeza de la primera economía que respalde la legislación que apruebe el Congreso de Estados Unidos en favor de Puerto Rico y los esfuerzos de recuperación que aquí se encaminan tras la devastación causada por el huracán María.

En una carta bastante similar a la cursada al liderato congresional estadounidense hace unos días, los integrantes del organismo federal que supervisa las finanzas de la isla pidieron a Trump que respalde legislación que daría trato equitativo a los puertorriqueños bajo el programa federal Medicaid y pidió respaldo monetario para evitar que más familias decidan mudarse a Estados Unidos en busca de mejor vida.

“Puerto Rico también va a necesitar respaldo para reconstruir infraestructura crítica y atender las necesidades de vivienda para la población que ha quedado desplazada y evitar una migración masiva desde Puerto Rico al continente”, indicó el presidente de la JSF, José B. Carrión.

“Le urgimos a que provea a Puerto Rico con subvenciones sustanciales de emergencia para financiar gastos necesarios para proteger la salud y la seguridad, reparar infraestructura averiada y cubrir otras necesidades críticas del pueblo de Puerto Rico”, reza la misiva.

Esta semana, ante la devastación que causó el huracán María, el ente que antes por mandato de la ley federal PROMESA buscaba cerrar un déficit de $7,600 millones con una dosis de profunda austeridad, se convirtió en la primera voz de cabildeo en la capital federal a favor de que se apruebe un paquete de recuperación a la Isla.

La JSF urgió al Congreso a aprobar un financiamiento de emergencia a la mayor brevedad, señalando entre otras cosas, que las obligaciones recurrentes del estado, en relación a sus ingresos fijos suponen una brecha de 50% en los próximos. De otra parte, la mitad de los 78 municipios de Puerto Rico están en déficit y experimentan sus respectivas crisis de efectivo. La situación fiscal en ciertos ayuntamientos incluso impide a estos pagar los trabajos de emergencia y luego solicitar los reembolsos, según establece la reglamentación de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

El huracán María devastó a Puerto Rico, y a su vez, lapidó los recaudos del estado, pues en aras de responder al desastre, el gobierno ha eximido ciertos alimentos del pago de impuesto, ha concedido licencias especiales a nuevos negocios, no cobrará impuestos a la propiedad y ha dejado sin efecto los planes de pago de contribuyentes morosos.

Tales decisiones se producen justo cuando el gobierno debe pagar de su caja principal unos $2,038 millones en pensiones a empleados públicos jubilados y se expone a un cisma de su programa de salud pública si no logra sustituir los fondos que recibía del gobierno federal a través de la ley federal de cuidado de salud asequible (ACA), llamadocomúnmente como Obamacare.

Ahora, ante lo que podría ser el colapso absoluto de la actividad productiva en una sociedad donde solo una tercera parte de la población trabaja y la mitad vive por debajo del umbral estadístico de la pobreza, la JSF recabó al Congreso que apruebe varios programas que se activaron tras los daños ocasionados por el huracán Katrina y que también haga factible la obtención de préstamo de bajo costo para reconstruir el territorio estadounidense.

“Le urgimos a que respalde cualquier legislación del Congreso que: releve al gobierno local los requisitos de compartir los costes de los programas de recuperación de desastres, eleve los límites en programas de recuperación de desastres y confiera trato equitativo a Puerto Rico en los fondos bajo Medicaid”, indica la misiva de los directivos al residente del 1600 en la avenida Pensilvania de la capital federal.

La carta de la JSF se produce justo el mismo día en que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, visitó Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidense para atestiguar los trabajos de respuesta a la emergencia y recuperación que FEMA y múltiples unidades de la milicia estadounidense llevan a cabo en ambos territorios.


💬Ver 0 comentarios