Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Coamo – Sabía que iba a ser una elección cerrada. Su oponente, el gobernador Luis Fortuño, lo superaba, por mucho, en fondos para la campaña política. Además, el ahora gobernador electo, Alejandro García Padilla, retaba a un incumbente y eso siempre es una desventaja.


💬Ver 0 comentarios