mineros (semisquare-x3)
El gobernador de Antofagasta, Marco Antonio Díaz, (C), conversa con parte del equipo de rescate. (Twitter / Gobernación de Antofagasta)

Un derrumbe mantiene atrapados a 70 metros (230 pies) bajo tierra a tres trabajadores de nacionalidad boliviana en una mina de la región de Antofagasta, en el norte de Chile, donde este viernes estaba en marcha un operativo de rescate, según informaron las autoridades.

La mina, llamada "San José", se encuentra en las proximidades de Tocopilla, a unos 1,550 kilómetros (963 millas) de Santiago y los trabajadores fueron identificados como Lenin Beinzaga, de 19 años, Salomón Beinzaga, de 45 y Leonardo Condori, de 64 años.

La mina tiene el mismo nombre del yacimiento en que 33 mineros permanecieron atrapados durante 70 días a 700 metros (2,296 pies) de profundidad en la región chilena de Atacama, el año 2010, que fueron rescatados sanos y salvos.

Los tres bolivianos ingresaron a la mina a las 4.00 p.m. hora local del jueves (misma hora en Puerto Rico) para efectuar trabajos de reparación de ductos de ventilación y el derrumbe ocurrió unas tres horas después, explicó a los periodistas el capitán de Carabineros (Policía) David Cortés.

Cerca de la medianoche, se estableció contacto con los atrapados, informó el intendente (gobernador) de Antofagasta, Marco Antonio Díaz.

"Hemos tomado contacto auditivo con ellos, a través de golpes y sonidos", dijo y precisó que hay respuestas sonoras "que nos auguran que al menos uno o más de los tres se encontrarían con vida".,

"Hemos movilizado a todos los equipos del sistema de protección civil y nos estamos apoyando con profesionales geotécnicos de las distintas mineras de la región. Confiamos en que todo va a salir bien", agregó a través de un vídeo publicado en Twitter.

Los mineros se encuentran en un túnel de 180 metros (590 pies) de extensión y la obstrucción se produjo a unos 100 metros (328 pies) de la entrada, según verificaciones realizadas por personal del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

En la madrugada, se efectuó una explosión controlada para tratar de llegar al punto donde están los trabajadores, pero una inspección posterior, a cargo de efectivos del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE) de Carabineros y funcionarios del Sernageomin se comprobó que no se removió el material que obstruye el paso.

Una segunda explosión tampoco tuvo éxito, por lo que se optó por comenzara trabajar con maquinaria para remover el material, que según el intendente Díaz, ha comenzado a escurrir.

Según la autoridad regional, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, comunicó el accidente a su par boliviano, Evo Morales.

Díaz advirtió en todo caso que el rescate "no es para unas pocas horas".


💬Ver 0 comentarios