El expresidente de Costa Rica está acusado por una presunta violación sexual ocurrida en diciembre de 2014 (semisquare-x3)
El expresidente de Costa Rica está acusado por una presunta violación sexual ocurrida en diciembre de 2014. (EFE)

Una médica y activista por el desarme nuclear denunció ante las autoridades judiciales de Costa Rica al expresidente del país y Premio Nobel de la Paz Óscar Arias por una presunta violación sexual ocurrida en diciembre de 2014.

El caso fue revelado este martes por el Semanario Universidad, que en su reportaje incluye extractos de la denuncia y una entrevista con la mujer, cuya identidad no trascendió, solo detalles como que es hija de una exdiputada del mismo partido al que pertenece Arias.

El Ministerio Público confirmó este martes que el lunes ingresó una denuncia por delito sexual contra una persona de apellido Arias. Sin embargo, por tratarse de un caso en investigación, indicó que no se revelarán más detalles.

El abogado del exmandatario, Rodolfo Brenes, dijo este martes al diario La Nación de Costa Rica que no se referirán al tema hasta haber estudiado cuidadosamente la denuncia.

La denunciante es descrita por el Semanario Universidad como una médica y activista por el desarme nuclear que supuestamente fue víctima de violación durante una reunión que sostuvo con Arias en la casa del expresidente.

El relato de la mujer señala que Arias le tocó los senos, la besó y metió los dedos en su vagina, a pesar de que ella le pidió que se detuviera.

"Yo estaba como que no sabía qué hacer, me sentía atrapada en ese momento", dijo la mujer al Semanario Universidad.

Según la denunciante, Arias, presidente en dos periodos (1986-1990 y 2006-2010), salió de la oficina en la que estaban y le pidió ir a otro sitio, lo que ella aprovechó para marcharse del lugar.

"La médica tenía entonces 30 años de edad, lideraba la filial en Costa Rica de una ONG internacional dedicada al activismo para abolir las armas nucleares y había conocido al premio Nobel a través de su madre, quien fue diputada por el Partido Liberación Nacional (PLN)", mismo al que pertenece Arias, señaló el Semanario.

Según el relato, ella asistió a la casa del exmandatario para entregarle una carpeta con información sobre la campaña antinuclear, pues él le estaba dando apoyo a la causa.

"La médica asegura que, desde diciembre del 2014 hasta la fecha, pasó por diferentes estados de ánimo y tuvo sentimientos encontrados respecto al tema. Por momentos, dice, anhelaba olvidar por completo el episodio y en otros, se sentía animada a interponer una denuncia pública o judicial", detalla el reportaje del Semanario Universidad.

Según detalla La Nación, la denunciante también relató la historia a su padre, a su madre la exdiputada, amigos y colegas. Uno de los primeros en enterarse fue Martin Hinrichs, quien formaba parte de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN por sus siglas en inglés). Ambos asistirían a un evento en Viena, Austria, días después del ataque, por lo que la doctora le comentó lo ocurrido, en caso que durante el viaje tuviera una crisis nerviosa.

Según la denunciante, la decisión de interponer la demanda se debe a que considera que existe un contexto de apoyo luego de que otras mujeres en el mundo hicieron denuncias similares y fueron atendidas, indica el reportaje.

De acuerdo con el artículo 156 del Código Penal, se castiga con prisión de 10 a 16 años, a quien “se haga acceder o tenga acceso carnal por vía oral, anal o vaginal, con una persona de uno u otro sexo”, entre otras circunstancias "cuando se aproveche de la vulnerabilidad de la víctima o esta se encuentre incapacitada para resistir o “cuando se use la violencia corporal o intimidación”.


💬Ver 0 comentarios