El papa Francisco (horizontal-x3)
El papa Francisco hará llegar en los próximos días una carta al presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (EFE).

El papa Francisco enviará al maltés Charles Scicluna y al español Jordi Bartomeu, quienes ya elaboraron el informe sobre los abusos a menores por parte del clero chileno, a la diócesis de Osorno, donde se encuentra el obispo Juan Barros, acusado de encubrimiento y cuestionado por los fieles.

Asimismo, se anunció que el papa Francisco hará llegar en los próximos días una carta al presidente de la Conferencia Episcopal de Chile "redactada personalmente y dirigida a todo el pueblo de Dios, como había prometido a los obispos".

Todos los obispos chilenos presentaron su renuncia al Papa por los casos de abusos sexuales, después de haberse reunido con Francisco del 15 al 17 de mayo.

En un comunicado de la oficina de prensa del Vaticano se explicó que la misión que partirá en los próximos días pretende "avanzar en el proceso de reparación y sanación de las víctimas de abusos".

El portavoz del Vaticano, Greg Burke, aseguró que esta nueva visita a Chile será solo a Osorno y "únicamente una misión pastoral".

En Osorno se encuentra el obispo Juan Barros -quien fue formado por el cura Fernando Karadima, culpable de abusar durante años de menores-, al que algunas víctimas acusan de que sabía de dichos abusos y nunca hizo nada.

Francisco hizo obispo de Osorno a Barros y desde entonces una parte de los fieles ha protestado duramente contra ese nombramiento.

Francisco hasta ahora había defendido a Barros asegurando que no se tenían pruebas en su contra, pero a su regreso de su viaje a Chile envió al arzobispo maltés, Charles Scicluna, a recoger los testimonios de las víctimas.

El pasado 8 de abril, tras haber recibido el informe de Scicluna, Francisco envió a Chile una carta en la que convocó a las víctimas y a los obispos locales a Roma y admitió que cometió "graves equivocaciones de valoración", por haber recibido "información inexacta" sobre los abusos y sobre Barros.

El Vaticano también confirmó que este próximo fin de semana, tal y cómo estaba previsto, el papa Francisco hospedará en su residencia, la Casa Santa Marta, a otro grupo de víctimas de Karadima.

Se trata de cinco sacerdotes chilenos de la parroquia de El Bosque que fueron "víctimas de abusos de poder, de conciencia y sexuales" por parte de Karadima.

También recibirá a otros dos sacerdotes que han asistido a las víctimas en su recorrido jurídico y espiritual y a dos laicos implicados en este proceso. 


💬Ver 0 comentarios