La policía bloqueó una calle en Bottrop, Alemania, el martes, 1 de enero del 2019. (Marcel Kusch/dpa vía AP) (semisquare-x3)
La policía bloqueó una calle en Bottrop, Alemania, el martes, 1 de enero del 2019. (Marcel Kusch/dpa vía AP)

Berlín -  Un alemán que embistió a varios grupos de personas, dejando lesionadas a ocho, en un supuesto acto intencional contra los extranjeros, quedará detenido hasta que se presenten posibles cargos, informó la policía el miércoles.

El ataque comenzó pasada la medianoche del 1 de enero, primero en Bottrop, en el occidente de Alemania, y después en la cercana ciudad de Essen. Al parecer el sospechoso de 50 años, oriundo de Essen, no tiene antecedentes penales.

Entre las víctimas se encuentran una mujer siria de 46 años que sufrió lesiones que ponen en riesgo su vida.

Un juez ordenó la noche del martes que el sospechoso siga detenido mientras continúa la investigación de intento de homicidio, informó la policía.

Los ataques sucedieron después de que cuatro adolescentes de Afganistán, Siria e Irán fueron arrestados el sábado bajo sospecha de daños corporales después de atacar a transeúntes cerca de la estación de trenes en el pueblo de Amberg, en el sureste. Al parecer los cuatro estaban intoxicados y 12 personas resultaron lesionadas, la mayoría con heridas leves.

No hubo indicio de que los incidentes estuvieran relacionados, más allá de que ambos enfatizaron las tensiones por la migración en Alemania.

La portavoz del gobierno alemán Martina Fietz dijo el miércoles que el gobierno se había enterado "con consternación" de ambos incidentes.

"No hay lugar en Alemania para el extremismo, la xenofobia y la intolerancia, sin importar de qué lado venga", dijo a la prensa.

El incidente de Amberg hizo que el ministro del Interior Horst Seehofer le dijera al diario Bild que "si las personas en busca de asilo perpetran delitos violentos, deberán dejar el país". Si es necesario, las leyes deben cambiar para que eso sea posible, agregó.


💬Ver 0 comentarios