Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El presidente Mariano Rajoy. (AP)

Debilitado por una condena judicial a su partido por corrupción, el presidente de gobierno de España, Mariano Rajoy, se juega su supervivencia política en el Parlamento, que este jueves debate una moción de censura promovida por la oposición socialista para echarlo del poder.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, no dimitirá y se someterá mañana a la votación de la moción de censura presentada en su contra por el socialista Pedro Sánchez, aseguró este jueves la secretaria general del Partido Popular (PP-centroderecha) y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

Sánchez será elegido previsiblemente este viernes presidente del Gobierno en sustitución de Rajoy, ya que suma suficientes votos para materializar esa moción de censura.

En una rueda de prensa en el Congreso, Cospedal confirmó que Rajoy no dimitirá ya que, por aritmética parlamentaria, eso "no garantizaría al PP seguir en el gobierno", ya que carece de los apoyos necesarios para investir a un nuevo presidente, como ha puesto de manifiesto la moción.

Según la secretaria general del PP, los rumores sobre una supuesta dimisión buscan "tapar la vergüenza de los que han provocado una situación como la que va a vivir España, con un Gobierno que no sabemos en qué pactos se fundamenta ni cuál es su programa".

Subrayó que el Ejecutivo que encabezará Sánchez cuando gane la moción de censura "no responde al interés de los españoles", sino "exclusivamente, a sus intereses personales y partidistas", que es "exactamente lo contrario de lo que España necesita en estos momentos".

Cospedal hizo hincapié en que Rajoy ha afrontado como presidente del gobierno "los momentos más duros de la democracia, en los que España ha atravesado una grave crisis económica y ha gobernado para todos los españoles, garantizando los servicios públicos y las pensiones y evitando que fuera intervenida".

El PNV(Partido Nacionalista Vasco) ha comunicado al PP que apoyará la moción de censura que se celebra en contra de su Gobierno que, en caso de salir adelante en la votación de este viernes, llevará a Sánchez a la presidencia del Gobierno, confirmaron fuentes populares.

Sánchez necesita al menos 176 de los 350 escaños del Congreso y los parlamentarios del PNV son clave para alcanzar ese umbral con el que se convertiría en jefe del Ejecutivo.

Hace una semana, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) presentó en el Congreso esa moción, una iniciativa destinada a cambiar el gobierno si se alcanza la mayoría absoluta del Congreso y hoy, en la primera jornada del debate, Sánchez recopiló anuncios de votos por parte de diversos grupos que le harán acceder mañana ala Jefatura del Ejecutivo. 

La Constitución española de 1978 establece que el mandato del partido que obtiene la mayoría en las Elecciones Generales tiene una duración máxima de cuatro años. También prevé ciertos mecanismos de renovación, como lo es la moción de censura, si a lo largo de la legislatura las condiciones políticas varían sustancialmente. Esto se debe a que el Ejecutivo se mantiene sobre la confianza del Parlamento; perdida ésta, la aplicación de su programa político resulta imposible.

Todo se complicó para el PP y Rajoy durante los últimos días, según explica el diario La Vanguardia.  Aunque quizás en ese momento no imaginaran las consecuencias, la sentencia del caso Gürtel de la Audiencia Nacional era letal para el gobierno popular. La Audiencia Nacional condenaba al extesorero del PP, Luis Bárcenas, a una pena de 33 años de cárcel, consideraba probada la existencia de una caja no declarada en el partido y, en consecuencia, lo encontraba responsable civil.


💬Ver 0 comentarios