Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El secretario del Departamento de Educación, Carlos Chardón, dejó en manos de los padres la decisión de si permitir o no el establecimiento del programa ROTC (Junior Reserve Officers Training Corps) en varias escuelas públicas.

“Si los directores y los padres los quieren, yo no puedo oponerme. Si los padres lo quieren y los directores invitan, ellos pueden llevarlos con tal de que no me trastornen la estructura regular de clases”, expresó el funcionario a preguntas de la prensa en La Fortaleza.

El plan para establecer la iniciativa militar en algunos planteles de la Isla, fue presentado por el procurador del Veterano, Jorge Mas Marrero, para quien la iniciativa tendría el efecto de reducir la deserción, impartirle disciplina a los jóvenes, desarrollar liderato y enseñar inglés.

“Esto es una iniciativa que vamos a ver lo que es. Los padres son los que van a determinar lo que hay que hacer”, expresó Chardón, quien arribó a la Mansión Ejecutiva a eso de las 6:00 de la tarde para participar en una reunión sobre desarrollo social.

“Esta es una cuestión que no he discutido a fondo, que se dio cuando yo estaba fuera (de la Isla)”, agregó.

El líder de Educación sostuvo que sí estaría de acuerdo con que se realice algún tipo de consulta en las escuelas para que los padres se expresen al respecto.


💬Ver 0 comentarios