Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

senado zoe laboy (horizontal-x3)
Las expectativas incluyen que aumente tanto la cantidad de pacientes que vengan a la Isla en busca de servicios, como el de médicos que exporten sus ofrecimientos. En la foto, la senadora Laboy, quien preside la Comisión. (Ingrid Torres / Especial para GF

Esta nueva visión ayudará a lograr el desarrollo y el crecimiento económico de la Isla, coincidieron ayer representantes de varias agencias gubernamentales que dieron su aval al proyecto senatorial durante una vista pública de la Comisión de Revitalización Social y Económica. Entre estas estuvieron el Departamento de Hacienda, la Compañía de Turismo, la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) y el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio.

Laura Femenías, directora ejecutiva interina de la Compañía de Turismo, sostuvo que incluir el turismo médico a la lista actual de servicios elegibles bajo la Ley 20-2012 permitiría que inversionistas locales y extranjeros tengan un incentivo para expandirse a través de la exportación de sus servicios.  

Aunque no pudo precisar numéricamente el impacto, Femenías sostuvo que las proyecciones son favorables tomando en consideración el efecto de la aprobación original de la ley. A la luz de esa legislación, dijo, se han otorgado unos 470 decretos y se han generado unos 7,000 empleos directos, indirectos e inducidos.

“Con la aprobación original de la Ley 20-2012 se ha movido todo un mercado, particularmente de propiedades inmuebles en Puerto Rico que ha traído la inversión y el aumento de cuartos/noches directamente de los turistas que están quedándose a medida que hay una cartera de inventarios más amplia para ellos”, expresó la presidenta de la Comisión de Revitalización Social y Económica, la senadora Zoé Laboy.

“Bajo esa misma premisa nosotros estimamos que el turismo médico no va a ser la excepción y, en efecto, va a contribuir directamente al desarrollo económico de Puerto Rico añadiendo otra vertiente al turismo para salirnos de la imagen tradicional”, agregó.

Las expectativas incluyen que aumente tanto la cantidad de pacientes que vengan a la Isla en busca de servicios, como el de médicos que exporten sus ofrecimientos.

Femenías, aseguró, que localmente hay unos precios “muy competitivos” versus los que se ofrecen en Estados Unidos, aunque no ofreció una comparativa.

“Hay que ampliar esa gama de servicios aquí para que nosotros seamos rentables y traer ese paciente del exterior a Puerto Rico a recibir esos servicios”, detalló.

El mercado más desarrollado, dijo, está en la costa este de los Estados Unidos. Es igualmente la zona con mayor acceso aéreo desde y hacia la Isla.

“La intención es extenderlo por Estados Unidos, haciendo siempre énfasis que el pasaporte no es necesario para llegar”, expresó Femenías.

Los deponentes coincidieron, además, en que la pieza legislativa ayudará a detener la fuga de médicos junto a las otras medidas que ha aprobado la administración como la Ley 14-2017, que concede incentivos a la clase médica.

El secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel A. Laboy, igualmente favoreció otra enmienda contemplada en el proyecto a la Ley 20-2012, que busca eliminar el requisito de tener que crear un mínimo de cinco empleos para cualificar para los incentivos disponibles y poder expandir su capacidad.

Para Laboy dicha restricción, impuesta a través de una enmienda en el 2015, es “errada, porque impide el pleno desarrollo de la industria de exportación de servicios”.

De aprobada la medida, recaería en el propio Laboy la discreción de imponer un requisito de empleos en aquellas situaciones en que se estime meritorio.

“Debemos aclarar que, debido a la naturaleza de la industria de servicios, no siempre es necesario contar con un número específico de empleados, sino que ello va a depender del tipo de negocio que se trate y cuan exitoso sea en atraer y retener clientes”, indicó.

La Ley 20-2012, que en sus orígenes fue un proyecto de administración del gobernador Luis Fortuño, fue aprobada para incentivar la exportación de servicios. Mediante el referido estatuto, se ofrecen incentivos contributivos a compañías que establezcan y expandan negocios elegibles que proveen servicios de exportación en Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios