(semisquare-x3)
José Carrión II. (Gerald López Cepero)

Washington.- José Carrión III,  presidente de la Junta de Supervisión Fiscal que controla las finanzas públicas de Puerto Rico, rechazó que el plan fiscal que han certificado permita desviar al pago de la deuda pública los fondos asignados para mitigar el desastre causado por el huracán María.

“Los fondos no fluyen a través del fondo general del Estado Libre Asociado y, aparte de la porción de los fondos CDBG-DR asignados para cumplir con el requisito local de Puerto Rico sobre los costos compartidos, no se cuentan como parte del superávit que proyecta el plan fiscal”, indicó Carrión, al responder una carta de la senadora Elizabeth Warren (Massachusetts), y los congresistas boricuas Nydia Velázquez (Nueva York), José Serrano (Nueva York) y Darren Soto (Florida).

Los legisladores federales, todos demócratas, escribieron el mes pasado a Carrión III para pedirle garantías de que fondos asignados para mitigar el desastre causado por el huracán María no van en alguna medida a financiar el pago a los bonistas.

“¿Qué garantías puede proveer de que el superávit de $30,000 millones (del plan fiscal)  no será utilizado para financiar acuerdos demasiado generosos con los bonistas, desviando efectivamente fondos federales destinados a beneficiar al pueblo de Puerto Rico para el rescate de acreedores?”, cuestionaron entonces los legisladores.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, también ha cuestionado que el dinero asignado para atender los daños causados por el huracán María puedan utilizarse para pagar “viejas obligaciones”.

La carta de respuesta de Carrión a los legisladores demócratas, con fecha del miércoles, agrega que “debido a que el plan fiscal proyecta déficits significativos después de 2033”, el gobierno de Puerto Rico necesitará implantar reformas estructurales adicionales, además de utilizar los excedentes a corto plazo para aminorar los déficits a más largo plazo.

Los legisladores federales también habían cuestionado los recortes a la Universidad de Puerto Rico.

Pero, Carrión defendió los recortes al indicar que buscan acercar el nivel de asignaciones para la UPR al que los estados proporcionan a universidades públicas en EE.UU.. También dijo que han creado un programa de $44 millones en becas universitarias para que ningún estudiante deje la universidad debido a sus bajos recursos financieros.


💬Ver 0 comentarios