La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) requiere que el Departamento de Corrección y Rehabilitación produzca ahorros ascendentes a $395 millones en los próximos cinco años. (semisquare-x3)
La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) requiere que el Departamento de Corrección y Rehabilitación produzca ahorros ascendentes a $395 millones en los próximos cinco años. (Juan Luis Martínez Pérez)

La Comisión de Seguridad Pública del Senado de Puerto Rico, dirigida por el senador Henry Neumann, reveló mediante un informe parcial que el organismo se opone al traslado de confinados a instalaciones carcelarias en los Estados Unidos y que ordenó una investigación sobre la ejecutoria de los funcionarios públicos que también atenderá las denuncias de abuso de poder y las condiciones de vida de la población.

La Comisión indagará, además, sobre la efectividad y el progreso de los programas de rehabilitación, el plan de traslado de confinados hacia otras jurisdicciones en los Estados Unidos y en la adecuada ejecución de la leyes y los reglamentos aplicables en las instituciones penales de Puerto Rico, haciendo particular énfasis en la institución correccional 501 de Bayamón.

“Luego de un ponderado análisis sobre el Programa 'Out of State', según proyectado, presentado y desarrollado por el Departamento de Corrección y Rehabilitación, esta Comisión no favorece el programa de traslados de confinados a otras jurisdicciones de los Estados Unidos”, informó Neumann mediante comunicación escrita.

Según la Exposición de Motivos de la pieza legislativa “se ha reseñado en la prensa de Puerto Rico sobre las pretensiones de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) de que el Departamento de Corrección y Rehabilitación produzca ahorros ascendentes a $395 millones en los próximos cinco años. A su vez, se ha presentado un posible plan para establecer un programa para traslado a cárceles de Estados Unidos para el 30% de los cerca de 10,300 confinados qué hay recluidos actualmente”, añadió el senador.

“Estos planes, lamentablemente, dejan fuera la adecuada auscultación de datos e información necesaria para tomar decisiones, no solo de carácter fiscal, sino de carácter operacional. La cantidad de quejas sobre trato inadecuado a confinados y a familiares ha ido en aumento, junto al desconocimiento de las leyes y reglamentos aplicables que repercuten diariamente en la funcionalidad del sistema correccional”, subrayó Neumann. 

Del mismo modo, la Comisión recomendó la celebración de inspecciones oculares y que se continúe promoviendo el que integrantes de la población puedan participar del proceso para que expresen su sentir.

Además, se le solicitó a Corrección que, de continuar con su enfoque en trasladar confinados, que cree una Carta de Derechos "para que redunde en un proceso transparente e informado que garantice la voluntariedad del confinado y la garantía de sus derechos constitucionales en Puerto Rico sea cual sea la jurisdicción a la que sean trasladados".

“Este informe está relacionado directamente con el programa de traslados de confinados hacia Estados Unidos. Es un programa llamado curiosamente “Out of State”. Todo comienza mal al establecer que el programa va a sacar a los confinados fuera del estado porque nosotros todavía no somos un estado. Tuvimos varias vistas donde surgieron muchas dudas sobre este programa; principalmente sobre que el mismo es para lograr unos ahorros, pero nunca se tuvo claro por parte del Secretario de cuánto serían los ahorros. Tienen unas proyecciones, pero nada en concreto. Sin embargo, durante las vistas públicas surgieron dudas sobre la voluntariedad y las ofertas que le hicieron a estos confinados. Nos preocupan sus garantías procesales. Tenemos dudas sobre la compañía encargada de recibir a estos confinados en Mississippi y sobre la operación de sus instalaciones, entre otras”, insistió el legislador.  

Por su parte, el senador independiente José Vargas Vidot aseguró que el asunto del traslado de confinados a jurisdicciones de Estados Unidos es un asunto de derechos humanos. 

“Esto nos plantea un asunto de derechos humanos, nos plantea una cantidad de incongruencias que se amarran del tiro a esta estrategia de ahorros a través de estos traslados. Estrategia que se ha hecho anteriormente y que no ha logrado los efectos. Tengo mucha preocupación sobre hasta dónde llega la necesidad de incorporar la sensibilidad humana en la gerencia y administración de una agencia de gobierno. Aquí estamos sencillamente improvisando, saltando al vacío, jugando con la vida de muchas personas y con el único elemento que resulta ser restaurador”, dijo Vargas Vidot.


💬Ver 0 comentarios