El Nuevo Día

El Nuevo Día

Por El Nuevo Día
💬 0

Ayotzinapa

Y es que seguimos acumulando topónimos porque no podemos hacer más para lidiar con la catástrofe. Parecería que es sólo cuestión de que un mes se deshaga en otro para que lo que en algún momento fuera nombre de zona geográfica se transforme en talismán, y de inmediato nos veamos, como en tercera persona, agobiados por una tristeza que corta por lo honda, y un golpe de indignación que viene sin héroes ni conciertos. 

 ¿Quién sabe cuál, a la larga, permanecerá con nosotros? ¿Quién sabe cómo se adaptarán los mecanismos de la memoria para bregar con todos estos mapas que apenas podemos ir cartografiando antes de que se expandan, y que nos vienen desde la distancia, sin el suspenso de otras épocas?   

 Aunque, ¿a quién le importa cómo lidiaremos después? Lo que importa, por el momento, es que aquí estamos otra vez, y que ahora tenemos que decir Iguala, o quizás, más precisamente, Ayotzinapa, por eso de no tener que hablar directamente de los cuarenta y tres estudiantes mexicanos de la escuela normal rural del mismo nombre que, primero, fueron desaparecidos tras salir a protestar bochornosas condiciones escolares y que, luego, fueron entregados por la policía misma a sicarios de un cártel sólo para que estos se deshicieran de ellos como sólo puede hacerse a través de esos innombrables aparatos de la narcopolítica.

 A diario percolan detalles cada vez más puntuales acerca del martirio estudiantil y seguimos leyendo, haciendo arder una olla de agua hirviendo que está por rebasarse, porque nos enseñaron que a las cosas uno las mira de frente. Pero entonces me pregunto si en casos como éste, quizás sea más apto cambiar la mirada luego de la primera exposición, permitir que de ahí en adelante el asunto sólo registre en las periferias de nuestra visión, porque ¿qué decir? ¿Qué hacer desde la distancia con excepción de contraernos de dolor, y esperar que no por ello desarrollemos inmunidad? 

Otras columnas de El Nuevo Día

lunes, 23 de julio de 2018

Puerto Rico necesita una Policía libre de manchas

Las recientes acusaciones federales contra policías sospechosos de participar en actividades continuas de narcotráfico laceran seriamente la confianza pública en la fuerza civil creada para velar por la seguridad ciudadana.

domingo, 22 de julio de 2018

El voto influye el poder decisional político

Los boricuas residentes en los Estados Unidos tienen en ejercicio de su derecho al voto un excepcional recurso para influenciar las decisiones gubernamentales que les afectan. Puerto Rico también puede beneficiarse del empoderamiento electoral de su diáspora.

sábado, 21 de julio de 2018

Confianza del Tesoro en la recuperación de la isla

El optimismo mostrado por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, de que Puerto Rico puede convertirse en una historia de éxito, imparte confianza a los esfuerzos por recuperarnos de más de una década de crisis fiscal y estancamiento económico, y de la devastación del peor huracán en un siglo.

viernes, 20 de julio de 2018

Dragar el Caño tiene que ser una alta prioridad

Los reclamos de justicia ambiental que mantienen, con toda razón, los residentes de las ocho comunidades vecinas del Caño Martín Peña, merecen respuestas rápidas y concretas de los gobiernos federal y local, que distribuyen asignaciones multimillonarias de fondos federales para el control de inundaciones y la recuperación del desastre pasado.

💬Ver 0 comentarios