Esteban Pagán Rivera

Prórroga

Por Esteban Pagán Rivera
💬 0

El protagonismo de Bryce Harper... en su casa

Bryce Harper no está activo en la postemporada de Grandes Ligas, pero fue inevitable que su nombre fuera mencionado una y otra vez, tanto en las redes sociales como en círculos beisboleros, en la noche del miércoles.

Poco después de las 11:00 p.m. del miércoles, en Washington D.C. se daba una escena que no ocurría desde 1933: su equipo celebraba un pase a la Serie Mundial. Era un objetivo que en los pasados años lucía cerca, pero que a la postre fue inalcanzable. En la pasada década, los Nationals presentaron equipos fuertes, contendores, encabezados por su jugador franquicia Bryce Harper.

Pero las decepciones en la postemporada se amontonaron, y Harper hizo las maletas al finalizar la pasada campaña. Rechazó una extensión de los Nationals valorada en $300 millones y firmó con los rivales divisionales Phillies de Filadelfia por $330 millones por 13 años. Fue el contrato más grande en la historia firmado por un agente libre en las Mayores.

¿Qué le pasó por la mente a Harper mientras veía a sus excompañeros celebrar con champán? Fueron siete temporadas en Washington, donde era un semidios. Y tan pronto se va, llega la Serie Mundial.

En la noche del miércoles, mientras los Nationals jugaban, Harper publicó un story en su perfil de Instagram. Fue una foto sosteniendo a su pequeño hijo Krew, quien nació a finales de agosto. “Cuddle time is the best time” (el momento de abrazos es el mejor momento).

Muchos deportistas del nivel de Harper miden al dedillo cada publicación en sus redes, así que asumo que el mensaje fue “aquí estoy con mi niño, y más nada me importa”. Fue la única publicación de Harper durante el partido. Además, recordemos que Harper tiene $330 millones de razones para sentirse contento...

No obstante, la clasificación de los Nationals vuelve a traer el debate sobre si vale la pena pagarle esa cantidad de dinero a un pelotero. Si hay un deporte en el cual una sola figura no es determinante en el resultado, es el béisbol. En la pasada temporada muerta, vimos que hubo renuencia por parte de los equipos en soltar billetes, y las firmas de Harper y Manny Machado —$300 millones con San Diego— se dieron más tarde de lo esperado.

Con la bonanza económica que hay en el negocio de Grandes Ligas, siempre aparecerá un equipo dispuesto a pagar. Pero la gesta de los Nationals los hará pensar más de dos veces a la hora de hipotecarse con un solo pelotero.

Otras columnas de Esteban Pagán Rivera

miércoles, 19 de febrero de 2020

Papelones por doquier en las Grandes Ligas

A veces pienso que esta ristra de papelones son un montaje premeditado para que Major League Baseball esté en boca de todos, escribe Esteban Pagán Rivera

jueves, 19 de diciembre de 2019

Continúa en aumento el valor de nuestras mentes de béisbol

El periodista y editor de la sección de Deportes resalta que con la presencia de tres dirigentes boricuas en el round-robin del torneo profesional de béisbol dominicano, queda claro que la buena cotización de los técnicos puertorriqueños no solo es a nivel de Grandes Ligas, sino también en el Caribe

💬Ver 0 comentarios