Esteban Pagán Rivera

Prórroga

Por Esteban Pagán Rivera
💬 0

Irad Ortiz y Adriana Díaz se adueñaron del 2019

En lo que es mi última columna del 2019, le quiero rendir homenaje a dos grandes jóvenes puertorriqueños que muy bien podrían ser las figuras deportivas del 2019.  Le quiero dedicar estas líneas a Irad Ortiz, Jr. y Adriana Díaz, quienes se han consolidado entre la elite de sus respectivos deportes. 

Comenzaré por la figura de Ortiz, quien no adorna cartelones en Puerto Rico ni forma parte de campañas publicitarias  y  no es muy conocido para el que esté ajeno al mundo hípico. Irad, un trujillano de 27 años, es el líder en victorias y en ganancias acumuladas en lo que va de año en la hípica estadounidense. Según la base de datos de Equibase, hasta ayer, Ortiz tenía 313 victorias en 1,487 salidas. Con un porcentaje de victorias de 21%, el jinete boricua gana una de cada cinco carreras. Sus montas, además, han generado $33,907,369. De hecho, Ortiz se encamina a su segundo año consecutivo liderando estas estadísticas.  En las “grandes ligas” del hipismo, Irad es el mejor. ¿Quién es el segundo mejor? Su hermano José Ortiz, con 272 victorias y 27,393,524 en ganancias, cifras solo superadas por Irad. 

Los hermanos Ortiz  no gozan con la misma exposición de otros atletas puertorriqueños, como los peloteros de Grandes Ligas, los baloncelistas o inclusos los tenismesistas que en el 2019 tuvieron el escenario de los Juegos Panamericanos para lucir. Pero ahí están, ganando a todo tren ante lo mejor de Estados Unidos, y nos toca a nosotros darles una merecida ovación. 

Por su parte, Adriana ya es la querendona de Puerto Rico. En un deporte como el tenis de mesa  dominado por los asiáticos, ahí está la bandera puertorriqueña acompañando a la número 22 en el ranking mundial. El 2019 fue un año para que Adriana, además de establecerse como la reina del continente americano, siguiera acomodándose entre lo mejor del planeta. 

Entre las primeras 22 del mundo, solo hay cuatro tenismesistas de 19 años, y la nuestra es una de ellas. En los Juegos Panamericanos de Lima 2019, Adriana ganó cuatro medallas, incluyendo tres de oro, para convertirse en la máxima ganadora de preseas en la delegación puertorriqueña. Como teenager, Adriana ya es una figura histórica de Puerto Rico en el gran escenario que son los Juegos Panamericanos.

 Su carisma y el amor por Puerto Rico que le brota por los poros la hacen una figura especial para la isla. En el 2020, el país estará atento a su participación en los Juegos Olímpicos, escenario donde ya se estrenó en Río 2016 con solo 15 años. Ahora, cuatro años después, las expectativas son mayores.

 Si tuviera que votar para seleccionar a los atletas puertorriqueños del año en las dos ramas, Irad y Adriana serían mis selecciones. 

Otras columnas de Esteban Pagán Rivera

jueves, 19 de diciembre de 2019

Continúa en aumento el valor de nuestras mentes de béisbol

El periodista y editor de la sección de Deportes resalta que con la presencia de tres dirigentes boricuas en el round-robin del torneo profesional de béisbol dominicano, queda claro que la buena cotización de los técnicos puertorriqueños no solo es a nivel de Grandes Ligas, sino también en el Caribe

💬Ver 0 comentarios