En Sudamérica, particularmente en Chile y Argentina, se registraron récords de altas temperaturas en enero y esta tendencia prosigue (semisquare-x3)
En Sudamérica, particularmente en Chile y Argentina, se registraron récords de altas temperaturas en enero y esta tendencia prosigue. (EFE)

Ginebra - La predisposición a temperaturas extremas en distintas partes del mundo continúa en febrero, una situación que ejemplificó el mundialmente conocido glaciar argentino Perito Moreno, donde la temperatura rompió un nuevo récord al alcanzar los 96 grados Fahrenheit.

Así lo anunció la Organización Meteorológica Mundial (OMM), cuyos servicios están registrando eventos meteorológicos extremos "literalmente a diario" en diversos puntos del planeta, según declaró en una rueda de prensa su portavoz en Ginebra, Claire Nullis.

Las dos últimas semanas de enero estuvieron marcadas por una peligrosa ola de frío en Norteamérica, incendios forestales en Australia y precipitaciones intensas en Sudamérica.

La última novedad es que tras haber sufrido una ola de frío polar que causó al menos 21 muertos, las temperaturas en el este de Estados Unidos han pasado de batir marcas mínimas a niveles particularmente elevados para esta temporada, con hasta 59°F en Nueva York.

Al otro lado del planeta, en Australia, se han registrado los meses de diciembre y enero más calientes de los que se tienen datos, con áreas donde han caído en menos de diez días precipitaciones equivalentes a un año.

En Sudamérica, particularmente en Chile y Argentina, se registraron récords de altas temperaturas en enero y esta tendencia prosigue, sostuvo la portavoz de la OMM.


💬Ver 0 comentarios