Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Fotografía publicada el pasado 30 de abril por NEXRAD Radar Operations Center, luego de colocar el domo en la torre que aguantará el radar Doppler. (Captura / Facebook @NEXRADROC) (horizontal-x3)
Fotografía publicada el pasado 30 de abril por NEXRAD Radar Operations Center, luego de colocar el domo en la torre que aguantará el radar Doppler. (Captura / Facebook @NEXRADROC)

La agencia federal NEXRAD Radar Operations Center, adscrita a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés), informó hoy en las redes sociales que el radar Doppler del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan no comenzaría a operar hasta finales de junio.

El anuncio representa un retraso a los planes informados en abril pasado, que auguraban que esta importante herramienta utilizada para las predicciones en las condiciones del tiempo y la emisión de advertencias, vigilancias y avisos estaría en funciones para principios de este mes.

De inmediato, no se detallaron las razones específicas para cambiar la fecha estimada en la que el radar entraría en funciones. Solo se informó que “los trabajos continúan”.

El SNM en San Juan no cuenta con el radar Doppler -ubicado en la Sierra de Cayey- desde la madrugada del 20 de septiembre, minutos antes de que el poderoso ojo del huracán María entrara por Yabucoa.

El director del SNM, Roberto García, informó que la teoría que se tiene es que el radar explotó luego de que una de las puertas inferiores se abriera.  

Posted by US National Weather Service San Juan Puerto Rico on Sunday, September 24, 2017

En abril pasado, en una serie de mensajes y comentarios publicados en las redes sociales, NEXRAD explicó que el sistema es manufacturado como nuevo por la agencia, ya que “no hay más sistemas WSR-88D disponibles para instalación. El radar de San Juan no fue completamente destruido, así que mucho del sistema fue reutilizado”.

El radar está compuesto de una torre de metal en la que se ubicará el domo, el cual es muy parecido a una bola de fútbol, pero de gran tamaño. Equipo electrónico y de medición meteorológica estará ubicado dentro del mismo.

El coordinador de avisos del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan, Ernesto Morales, detalló en aquel entonces que el sistema se está construyendo para que soporte vientos de sobre 156 millas por hora, lo que constituye un huracán categoría 5.

A diferencia del pasado radar, que era verde, este será blanco. Además, “tendría lo último que tenemos en tecnología”, contó el meteorólogo.

También contará con generadores de energía que permitirán que el radar opere en momentos de algún apagón o si la isla enfrenta algún otro embate de un huracán.

En la actualidad, el SNM en San Juan se deja guiar por un radar que tiene desde hace tiempo en Punta Salinas, en Toa Baja, así como dos radares provisionales que fueron ubicados en la base Roosevelt Road, en Ceiba, y en la antigua base de Aguadilla por la NOAA, el Departamento de la Defensa y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

También utilizan el satélite Goes16, el cual provee imágenes nuevas cada minuto. El radar Doppler, en cambio, provee imágenes cada cinco minutos.


💬Ver 0 comentarios