BIBLIA (semisquare-x3)
No se sabe cuánto costaron esos fragmentos, pero ya fueron retirados del museo. (AP)

Fue apenas hace un año que el Museo de la Biblia en Washington abrió sus puertas anunciando que entre sus vitrinas tendría algunos de los fragmentos más antiguos y venerados de las santas escrituras. Entre ellas, parte de los manuscritos del Mar Muerto.

Sin embargo, hace unos días el propio museo emitió un comunicado en el que informó que un grupo de especialistas realizó una serie de pruebas, que fueron hechas en Alemania, las cuales revelaron que cinco de los 16 fragmentos de los manuscritos que adquirieron son falsos. 

“Aunque esperábamos que las pruebas dieran resultados diferentes, esta es una oportunidad para educar al público sobre la importancia de verificar la autenticidad de los artefactos bíblicos raros”, señaló el experto del museo, Jeffrey Kloha

De acuerdo con el grupo de académicos alemanes, estos manuscritos tienen características inconsistentes con el origen antiguo y, por lo tanto, ya no se mostrarán en el museo, además de señalar que la institución educativa, al ser encargada del patrimonio cultural respetará las pautas éticas sobre el cuidado, la investigación y exhibición de colecciones.

Estos manuscritos falsos del Mar Muerto podrían ser considerados como uno de los engaños más importantes en la arqueología bíblica, así lo señalan los expertos en el tema, quienes aseguran que esto no ocurría desde la aparición del supuesto “Evangelio de la esposa de Jesús”, un engaño que acaparó los titulares de noticias en 2012. 

El año pasado cuando la familia Green (los fundadores del museo) inauguró el lugar con una inversión de $500 millones, y antes de que el lugar abriera, algunos especialistas ya habían cuestionado la colección de estos fragmentos, aunque no se reveló cuánto gastaron en ellos.


💬Ver 0 comentarios