Curry, que eligió en segundo lugar, se decantó para el quinteto titular de su equipo por el escolta James Harden de los Rockets de Houston (2) y el alero griego Giannis Antetokounmpo (4), de los Bucks de Milwaukee, ambos máximos encestadores de la liga. (horizontal-x3)
Curry, que eligió en segundo lugar, se decantó para el quinteto titular de su equipo por el escolta James Harden de los Rockets de Houston (2) y el alero griego Giannis Antetokounmpo (4), de los Bucks de Milwaukee, ambos máximos encestadores de la liga. (

Nueva York - Los primeros equipos que van a competir en el próximo Partido de las Estrellas bajo el nuevo formato de selección ya están listos tras el sorteo que realizaron los capitanes, LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, y Stephen Curry, de los Warriors de Golden State.

James se decidió por su amigo, el alero Kevin Durant, de los Warriors, para luego con el número tres escogió a su excompañero de equipo, el base Kyrie Irving, de los Celtics de Boston y completó la selección de titulares con el ala-pívot Anthony Davis (5) y el pívot DeMarcus Cousins (7), ambos de los Pelicans de Nueva Orleans.

En cuanto a los reservas, James eligió al base Russell Westbrook (10), de los Thunder de Oklahoma City; a su compañero de equipo, el ala-pívot Kevin Love (12); al base John Wall (14) y al escolta Bradley Beal (16), de los Wizards de Washington; al ala-pívot LaMarcus Aldridge (18), de los Spurs de San Antonio; al escolta Victor Oladipo (20), de los Pacers de Indiana y al ala-pívot letón Kristaps Porzingis (22), de los Knicks de Nueva York.

Mientras que Curry, que eligió en segundo lugar, se decantó para el quinteto titular de su equipo por el escolta James Harden de los Rockets de Houston (2) y el alero griego Giannis Antetokounmpo (4), de los Bucks de Milwaukee, ambos máximos encestadores de la liga.

El pívot camerunés Joel Embiid, de los Sixers de Filadelfia, fue su tercera selección con el número seis y el escolta DeMar DeRozan, de los Raptors de Toronto completó la lista con el número ocho.

La selección de los reservas la comenzó Curry y de inmediato se quedó con sus compañeros de equipo el escolta Klay Thompson (9) y el ala-pívot Draymond Green (11).

Luego prefirió al escolta Jimmy Butler (13) y al pívot estadounidense dominicano Karl-Anthony Towns (15), de los Timberwolves de Minnesota; a los bases Kyle Lowry (17), de los Raptors, y Damian Lillard (19), de los Trail Blazers de Portland, y al pívot dominicano Al Horford (21), de los Celtics.

Como se esperaba el sorteo no generó ningún tipo de novedad especial en el apartado deportivo y lo que es peor dejó todo tipo de interrogantes.

La primera fue el ver como tanto James como Curry fueron muy "cuidadosos" a la hora de dejar igualado el reparto de jugadores que no estaban en la lista de su conferencia, con cinco seleccionados por James, incluidos tres en los titulares, y dos de los reservas, que militan en la del Oeste.

La misma proporción que eligió Curry de la lista de los jugadores que estaban seleccionados por la del Este, con tres titulares, y dos reservas.

La segunda fue el ver la falta de acuerdo para que el sorteo fuese televisado y se tuviese que hacer a través de una teleconferencia sin ningún tipo de credibilidad ni referencia.

Pero antes que se diese el nuevo "circo" montado por la NBA en torno al desprestigiado Partido de las Estrellas, desde todos los sectores del deporte del baloncesto, incluidos jugadores, entrenadores y aficionados, criticaron con dureza todo el proceso de selección que se sigue para establecer la listas de participantes.

Especialmente duros han sido desde la organización de los Rockets, con Harden, a la cabeza, que ha dicho no entender como su compañero de equipo, el base Chris Paul, no ha estado entre los seleccionados cuando es el líder de asistencias de la NBA.

De la misma manera se ha expresado el entrenador del equipo de Houston, Mike D'Antoni, que ha defendido que la clase y aportación de Paul le hacen merecedor a estar entre las estrellas.

"Creo que algunos equipos tienen demasiado y otros no tenemos lo que merecemos, pero así funciona el sistema y por lo tanto no hay mucho más que decir o se pueda hacer", comentó D'Antoni.

La falta de rigor en la selección de los jugadores, pero sobre todo de interés por competir entre los profesionales es lo que ha llevado a que el Partido de las Estrellas haya perdido el poco valor deportivo que tenía.

Hay unanimidad dentro de la NBA, que si el partido que se va a disputar el próximo 18 de febrero en el Staples Center no existe disposición por parte de los entrenadores que dirijan a los equipos de James y Curry de jugar una gran defensa y competir al máximo, entonces el "aburrimiento" estará de nuevo asegurado.


💬Ver 0 comentarios