Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Houston- El ala-pívot argentino Luis Scola está convencido de que los Rockets de Houston van a estar en la fase final de la NBA y para eso considera que su aportación se ha convertido en "imprescindible" como lo demostró la pasada jornada en su visita al Staples Center y fue clave en la victoria frente a Los Ángeles Lakers.

Scola surgió imparable en dos minutos "mágicos" del cuarto periodo y los Rockets vinieron de atrás para ganar por 107-112 a los Lakers, mientras que el internacional argentino fue también el latinoamericano más destacado de la jornada.

El ala-pívot titular de los Rockets aportó 25 puntos, incluidos 10 en un periodo de 2:39 minutos que permitió a los Rockets romper el marcador a su favor y entrar de nuevo en el partido y al final ganarlo.

Scola jugó 30 minutos en los que anotó 10 de 17 tiros de campo y estuvo perfecto 5 de 5 desde la línea de personal, capturó cuatro rebotes, repartió dos asistencias y recuperó dos balones.

Su compatriota, el veterano escolta Manu Ginóbili y el ala-pívot brasileño Tiago Splitter no brillaron de la misma manera que Scola en el plano individual, pero sí hicieron una gran aportación de equipo que permitió a los Spurs de San Antonio vencer por paliza de 128-103 a los Hornets de Nueva Orleans.

Ginóbili aportó 14 puntos en los 21 minutos que jugó al encestar 5 de 6 tiros de campo, incluidos 2-2 triples y lo mismo desde la línea de personal (2-2). El internacional argentino, que salió de reserva, logró dos rebotes, entregó cuatro asistencias y puso un tapón.

Splitter siguió en su línea de gran inspiración ofensiva y en 11 minutos de acción encestó 3 de 3 tiros de campo, 4 de 5 desde personal, logró cuatro rebotes, dos asistencias y puso dos tapones.

Los Hornets también tuvieron aportación latinoamericana con el base venezolano Greivis Vásquez, que siguió de titular y anotó 12 puntos en 29 minutos que estuvo en la pista.

Vásquez anotó 5 de 8 tiros de campo, 2 de 2 desde la línea de personal, capturó seis rebotes, dio una asistencia y recuperó un balón.

El ala-pívot reserva mexicano, el novato Gustavo Ayón, aportó cuatro puntos en 18 minutos y en los que anotó 1 de 5 tiros de campo y 2-3 desde la línea de personal, capturó seis rebotes y repartió dos asistencias.

Su compatriota, el ala-pívot Eduardo Nájera, protagonizó otra lesión más de un jugador latinoamericano al sufrir un golpe con el codo en el lóbulo frontal durante el partido que los Bobcats de Charlotte perdieron de visitantes por 95-90 ante los Bucks de Milwaukee.

Nájera resultó con fractura en el lóbulo frontal cuando faltaban 10:56 del segundo cuarto y antes de retirarse sólo había jugado dos minutos en los que no tuvo actividad estadística y sólo cometió una falta personal.

El veterano jugador mexicano fue golpeado involuntariamente por John Brockman, de los Bucks.


💬Ver 0 comentarios