Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El dirigente Nelson Colón y el importado Mike Harris alza el trofeo de campeonato. (José L. Cruz Candelaria)

PONCE – Los Leones de Ponce repitieron la dosis este jueves para mantener su reinado y entrar a la historia del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Canasto de Ángel Daniel Vassallo restando 1:01 le dio ventaja definitiva a los Leones, en camino a un dramático triunfo 70-67 sobre los Capitanes de Arecibo, a los que volvieron a vencer en seis juegos (4-2) de la serie final para lograr el decimocuarto campeonato en la historia de la franquicia, igualando en el tope con los Vaqueros de Bayamón y Atléticos de San Germán.

“Es una oportunidad más de regalarle una bendición y una alegría a nuestro pueblo”, dijo el dirigente de los Leones, Nelson Colón. “Una vez más demostramos el el coraje, la fuerza, la determinación que tenemos. No hay meta pequeña para nosotros. Lo que hay es ganas de cumplir y de hacer historia”, añadió el técnico ponceño.

Adrian Uter, con 16 puntos y 10 rebotes, encabezó el ataque de los Leones, junto a 13 tantos por igual de Vassallo y Mike Harris, quien también cerró con 10 capturas ante más de 10,000 espectadores que colmaron el Auditorio Juan 'Pachín' Vicéns de Ponce.

La defensa de Ponce dejó a los Capitanes sin anotar en los últimos 3:31, y tras el canasto de Vassallo, Arecibo falló en su siguiente posesión ofensiva. Tampoco capturaron el rebote cuando los Leones erraron su siguiente tiro, y dos tiros libres de Carlos Rubén Rivera aseguraron la victoria con 11 segundos por jugar.

Arecibo, no obstante, tuvo una última opción al empate, pero Denis Clemente y Leandro García-Morales fallaron sendos intentos en los segundos finales, al tiempo que el reloj marcaba el final de la campaña y el inicio de una celebración que terminaría en el Área Recreativa La Guancha.

Es, incluso, la tercera final seguida que Ponce cierra con tres victorias seguidas sobre Arecibo y en seis partidos, emulando la gesta del 1992 y 2014. Los Leones, asimismo, han llegado a la final en las últimas tres campañas.

Renaldo Balkman, en causa perdida, cerró con 20 puntos y 10 rebotes, junto a 16 tantos de Guillermo Díaz. El banco de Ponce superó 11-1 a los suplentes de Arecibo.

Harris, por segundo año seguido, fue escogido Jugador Más Valioso de la serie final.

“Este año tenía una motivación extra”, declaró Harris, mostrando la hoja de la votación final para JMV de la serie regular, en la que su nombre apareció con un asterisco y sin votos. El premio fue para Peter John Ramos (Guayama).

“Esto es para todos los votantes... yo me quedo con este trofeo”, agregó el estelar refuerzo de los Leones en medio de la jubilosa celebración dentro del camerino local.

Destacó, asimismo, que “Arecibo hizo un gran trabajo, pero nos crecimos ganando el quinto juego en Arecibo y cerrando en casa con el campeonato”.

Para Oscar Santiago, saliente apoderado de los Leones, este campeonato fue “mucho más difícil y mucho más dulce. No nos daban muchas oportunidades para repetir, pero lo logramos. Cumplimos nuestra meta... más alto no me puedo ir. Esto es la cima”.

Ponce, tras un bombazo inicial de Díaz, respondió con nueve puntos seguidos y tenía rápida ventaja 14-5 con triple de Vassallo restando 5:36, pero Arecibo dio muestra inmediata de que buscaba sobrevivir en la Perla del Sur.

Cesta de Walter Hodge, hijo, faltando 2:43 cerró un avance 11-0 para darle ventaja 16-14 a los Capitanes, que dominaron el periodo inicial 19-18. Ponce, además, tenía en el banco a Harris temprano con dos faltas personales, al igual que en el juego pasado, pero ya Uter salía al rescate.

Tiro libre de Uter abrió el segundo periodo, seguido por cesta de Terrence Shannon y bombazo de Johwen Villegas para poner a Ponce al frente 24-19, y los Leones, en la batalla de segundas unidades, trataban de irse en escapada con una férrea defensa colectiva.

Arecibo, por su parte, movía su personal en un intento por mantenerse cerca. Canasto de Balkman redujo el margen a 26-25 (3:48), cuando los Leones dieron otro halón de seis puntos al hilo para despegarse 32-25 con encestada de Vassallo faltando 2:24.

Ponce llegó al intermedio en comando 40-33 y dejaba en blanco, sin ninguna producción ofensiva, al extenso y profundo banco arecibeño, al igual que a David Huertas.

Arecibo, no obstante, seguía al acecho, y con el despertar de Balkman, con ocho puntos en el segmento, se fueron acercando hasta empatar a 53 con triple de Hodge, hijo, restando 38 segundos, pero Mike Rosario cerró el tercer periodo con dos tiros libres para darle ventaja a Ponce 55-53.

Solo 10 minutos le faltaban a Ponce para mantenerse en la cima, y a los Capitanes para llevar el duelo de regreso a la Villa del Capitán Correa. Ahí llegó el despertar de Huertas, y el partido cambió de dueño por un momento.

Huertas, quien seguía en coca, despertó con triple y dos canastos seguidos abriendo el último cuarto, junto a un tiro libre de Ike Ofoegbu, primer punto de los suplentes visitantes, le daban ventaja 61-55 a los Capitanes.

Quedaban 7:44 y había preocupación en el Auditorio. Más aún cuando Arecibo despegaba 65-58 con canasto de Balkman faltando 5:10. Era momento de presión, definición y ejecución.

Y ahí vino la furiosa reacción de los Leones, con encestadas consecutivas de Vassallo, Villegas y Harris. El margen se reducía al mínimo 65-64, con 3:56 por jugar. El drama estaba debidamente establecido para otro final de película.

Chinemelu Elonu, restando 3:31, marcó el último canasto de campo de Arecibo, que ganaba 67-64, cuando Ponce respondió con decisivos canastos seguidos de Harris y Vassallo para tomar ventaja definitiva 68-67. Solo faltaba 1:01 para la histórica coronaciónde los Leones.

“Ponce fue un gran equipo en toda la temporda y toda la serie. Hicieron un gran trabajo y para nosotros es una gran decepción... pero es parte del aprendizaje y de las cosas que tenemos que mejorar para el año que viene”, declaró Hodge, hijo.


💬Ver 0 comentarios