Carlos Correa ha perdido 75 juegos debido a sus problemas de espalda en 2019, sin incluir los días de descanso regular. (Archivo / AP)

El campocorto boricua de los Astros de Houston, Carlos Correa, no expresó preocupación mayor la noche del martes luego de ser dejado fuera de la alineación para el partido ante los Mariners en Seattle,  nuevamente por problemas con su espalda.

Correa, quien  solo ha visto acción esta temporada en 75 partidos —lo que es menos de la mitad de los encuentros de su equipo— sintió rigidez en su espalda baja pero según explicó el dirigente A.J. Hinch al Houston Chronicle, no se trata de nada serio esta vez, sino que optó por dejarlo fuera como medida preventiva ante la cercanía de los playoffs.

El santaisabelino viene de dos largas estadías en la lista de lesionados esta campaña, razón por la cual ha perdido tantos partidos. Entre los días que no ha jugado por la lesión, más las jornadas de descanso regular que ha recibido, ha perdido 82 juegos en 2019.

"No hay ningún problema como tal", dijo Correa al Houston Chronicle ayer. "He estado trabajando con esto y me siento muy confiado, continuando adelante".

Posteriormente en una entrevista con diversos medios, Correa indicó que no quiere jugar con incomodidad, pues no desea que vaya a empeorar con unos playoffs en agenda para iniciar la semana que viene.

"No es nada mayor. No quiero apresurar nada faltando solo seis juegos. No quiero perderme los playoffs", dijo Correa.

El boricua ya tuvo la experiencia de jugar con dolor en 2018 durante la parte final de la campaña y luego durante los playoffs en octubre, por lo que su rendimiento mermó notablemente.

Esta temporada 2019, tras perderse 25 partidos en su segunda segunda baja en la lista de lesionados entre el 20 de agosto y el 15 de septiembre, Correa regresó a juego el 17 de septiembre. Dicha baja fue producto de un recrudecimiento de su condición, por la que ya había perdido el doble de juegos esta misma campaña.

Tras irse en blanco en cuatro turnos al bate el día 17, y tras un día de descanso, volvió a la carga el 20 de septiembre cuando se fue de 4-2, con dos cuadrangulares, dos carreras anotadas y tres remolcadas en la victoria 6-4 de Houston sobre los Angels de Los Ángeles. Al día siguiente bateó de 2-1 con una anotada, pero descansó el domingo.

El martes, luego del viaje hasta Seattle, Hinch lo dejó fuera del lineup una vez más.

A los Astros les restan apenas cinco juegos de la campaña regular y ostentan marca de 103-54, la mejor de las Mayores. Aparte de asegurar ya el título de la División Oeste, Houston busca concluir con la mejor marca de su circuito para tener la ventaja de parque local durante la postemporada. Los Yankees son el otro equipo en esa contienda con registro de 102-56.

La primera visita de Correa a la lista de lesionados esta temporada fue a finales de mayo, y se prolongó hasta el 24 de julio, perdiendo 50 partidos debido a sus dolencias en la espalda.

A pesar de su poca participación este año, aun así el santaisabelino tiene 21 cuadrangulares y 59 carreras remolcadas, con promedio de bateo de .279.

"Correa dijo que estaba un poco rígido. No es dolor como tal", le comentó el dirigente Hinch al Houston Chronicle. "Cada vez que esto pasa en la última semana de la temporada, vamos a asumir cautela y sacarlo de la alineación. Probablemente pudo haber estado (en la alineación) pero esta es una de esas cosas que están en un área gris. No voy a inventar con eso. Voy a quitarle esa presión".

El jugador que cumplió sus 25 años el domingo, 22 de septiembre, se acercó al piloto poco antes de que Hinch comenzara su sesión con la prensa previo al juego del martes. En ese momento se quejó de rigidez en la espalda.

Tras revelar el cambio en la alineación para el juego, el propio Hinch indicó que Correa había continuado bateando en la jaula bajo techo dentro del estadio. No participó en el calentamiento prejuego en el terreno, reportó el Chronicle.


💬Ver 0 comentarios