Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Jeff Horn vence a Manny Pacquiao por decisión (semisquare-x3)
La votación fue 117-111, 115-113 y 115-113 para Horn (izquierda), nuevo campeón welter de la Organización Mundial de Boxeo. (Top Rank)

Manny Pacquiao (59-7-2, 38 nocauts) debía dominar con facilidad al australiano Jeff Horn (17-0-1, 11 nocauts) la noche del sábado en el Suncorp Stadium de Brisbane, Australia.

Pero Pacquiao salió del ring con una sorpresiva y controversial derrota por decisión unánime ante el desconocido peleador local. El revés prácticamente desvaneció su deseada revancha con Floyd Mayweather Jr. y dejó su futuro boxístico con un signo de interrogación.

La votación fue 117-111, 115-113 y 115-113 para Horn, nuevo campeón welter de la Organización Mundial de Boxeo y quien peleó con bravía, pero se fue gastando y estuvo al borde del nocaut en el noveno.

“No sé cómo lo logré. Creo que fue por el gran apoyo del público. Gracias a todos”, dijo Horn tras la victoria ante 55,000 fanáticos en el estadio al aire libre. Luego Horn retó a Floyd Mayweather Jr. “Esto es en serio. Te reto a una verdadera pelea”.

Sobre una revancha con Pacquiao, dijo: “Seguro. Sin problema. Que venga la revancha”.

Por su parte, Pacquiao alabó a su oponente. “Jeff Horn es un peleador rudo. Traté de noquearlo en el noveno pero no lo logré. Los cabezazos me afectaron mucho. Le sentí las manos, pero nunca me lastimó.

“Estoy bien. No me quiero quejar. Pero cuando llegué a Australia pesqué una gripe”, agregó el filipino. “En el noveno pensé que pararían la pelea”.

Agresivo y osado, aunque a menudo errático y torpe, Horn se llevó el primer round ante un Manny Pacquiao estudioso.

En el segundo, y con la adrenalina bajando a su nivel tras el alocado primer round, Horn lució más vulnerable. Pacquiao llegó con la zurda recta al rostro en riposta.

Horn usó bien su ventaja en estatura y corpulencia. Tiraba golpes alocados y se lanzaba encima de Pacquiao cuando desacertaba. Pero fallaba demasiado ante un Pac Man que está cayendo en tiempo.

Para el cuarto, era obvio que los 38 años de edad y las múltiples batallas campales en las que ha participado le estaban pasando factura a Manny, cuya puntería, explosividad ofensiva y reflejos no eran los de antaño. Horn sangraba de una herida cerca del ojo derecho.

Pacquiao no estaba moviendo la cabeza de manera defensiva. Por ende, recibía golpes limpios de parte de un boxeador que en papel era muy inferior.

En el sexto, un cabezazo accidental causó una herida alto en el lado derecho de la frente del filipino, casi en la frontera del cuero cabelludo. Una derecha de Horn tambaleó a Pacquiao a finales de ese episodio.

Otro cabezazo en el séptimo le abrió otra herida al filipino, cuyo rostro estaba manchado en sangre. Cuando reanudó la acción, fue Horn quien atacó y Pacquiao el que buscó el agarre.

En el noveno, Horn comenzó a lucir cansado y vulnerable. Fue entonces que Pacquiao por primera vez llegó con manos sólidas y lastimó al australiano. Lo estremeció varias veces, a menudo con la zurda que, aunque no era nuclear como antes, todavía tenía potencia.

Durante el minuto de descanso antes del décimo, el réferi Mark Nelson le dijo a Horn que si no mostraba nada en el próximo round, iba a detener la pelea. Horn remontó con buen movimiento ante un Pac Man que parecía algo fatigado tras su abrumadora ofensiva en el noveno.

Abriendo el undécimo, Horn retomó la ofensiva y acorraló dos veces a Pacquiao contra las cuerdas. Pero el filipino llegó con una buena zurda que hizo al peleador local retroceder.

Pacquiao no volvió a llegar con la potencia del noveno asalto la pelea llegó a la campana final.

La última vez que Pacquiao ganó por nocaut fue el 14 de noviembre de 2009, cuando fulminó al boricua Miguel Ángel Cotto Vázquez en el round 12.

En la pelea coestelar, el filipino Jerwin Ancajas (27-1-1, 18 nocauts) maltrató al nipón Teiru Kinoshita, estropeándole el ojo derecho antes de noquearlo con un gancho de derecha al cuerpo en el séptimo round.

Kinoshita (25-1-2, ocho nocauts) se logró poner de pie antes de la cuenta de 10, pero su mala condición convenció al réferi Ignatius Missailidis de detener la pelea a los 1:53 y declarar a Ancajas ganador por nocaut técnico.

Fue un choque de zurdos y la segunda defensa de Ancajas del título 115 libras de la Federación Internacional de Boxeo que le quitó a McJoe Arroyo por decisión unánime el 3 de septiembre del año pasado en Manila, Filipinas.

Ancajas está atado promocionalmente a Manny Pacquiao.

La transmisión televisiva de ESPN en directo desde Brisbane, Australia, comenzó con un competitivo duelo entre Shane Mosley Jr. (10-2, siete nocauts) vástago del homónimo excampeón mundial, y el zurdo australiano David Toussaint (11-0, ocho nocauts).

Tras un parejo primer episodio, el peleador local comenzó a tomar control con certeras zurdas rects y derechas curvas ante un Mosley que no movía la cabeza para evitar golpes.

Aunque en el segundo episodio Toussaint salió del segundo episodio con una cortadura cerca del ojo izquierdo, dominó el round dos y el tres con mayor y más frecuente ofensiva. Mosley intentó remontar en el cuarto, pero Toussaint cerró bien la vuelta.

Mosley continuó aprentando en el quinto, a la vez que Toussaint comenzaba a cansarse. Pero la porosa ofensiva del estadounidense permitía que el zurdo australiano le pegara con casi todo lo que tiraba. El sexto fue el mejor round de Mosley y, aunque también el séptimo fue parejo, su esquina sabía que estaba de espalda a la pared entrando al octavo y último round.

“Él está a punto de rendirse. Tienes que hacerlo ahora”, le dijeron en su esquina a Mosley antes del arranque del último capítulo.

El júnior metió los mejores golpes en el octavo, pero Toussaint había asegurado suficientes asaltos como para triunfar por votos de 77-76 dos veces para el australiano, y 75-77 para el estadounidense.

En otra de las citas preliminares, el exolímpico irlandés Michael Conlan (3-0, tres nocauts) venció a Jarret Owen 5-5-3, dos nocauts) por nocaut técnico a los 1:56 del tercer episodio.


💬Ver 0 comentarios