Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Karim Benzema, delantero del onceno francés, recién celebró el título 13 del Real Madrid en la Liga de Campeones. (horizontal-x3)
Karim Benzema, delantero del onceno francés, recién celebró el título 13 del Real Madrid en la Liga de Campeones. (AP)

París - Francia tiene variantes. Quizás demasiadas. De hecho, uno de los dilemas para el seleccionador Didier Deschamps fue confeccionar la delantera en el Mundial 2018

Y eso que Deschamps ya había prescindido durante el proceso mundialista de Karim Benzema, el delantero del Real Madrid. 

Muchos técnicos envidiarían las opciones con las que cuenta Deschamps, quien tiene a su disposición un ataque repleto de calidad, vértigo y goles. Pero los hinchas no perdonarán al seleccionador si no le saca el máximo provecho al mejor grupo de atacantes con el que Francia ha contado en una Copa del Mundo. 

En otras posiciones, Francia tiene también a jugadores sobresalientes, incluido Hugo Lloris en el arco, Raphael Varane en la zaga y Paul Pogba en el medio campo. Pero “Les Bleus” siguen recibiendo goles con una facilidad pasmosa. Y las altas expectativas puestas en este equipo podrían terminar por asfixiarlo. 

Deschamps tomó las riendas hace seis años, y ha tenido tiempo suficiente para encontrar el equilibrio adecuado en su equipo. Pero si Francia no lidera su grupo, arreciarán los cuestionamientos contra el estratega. 

Una mirada a la selección de Francia: 

Técnico

Tras la decepción que significó perder la final de la Eurocopa como anfitrión ante Portugal hace dos años, Deschamps ha conformado un plantel que combina a jugadores experimentados y a otros jóvenes como el delantero Kylian Mbappé. Ante el gran cúmulo de talento que tiene Francia a su disposición, la expectativa en Francia es que el equipo llegue al menos a las semifinales en Rusia. 

Deschamps tiene contrato vigente hasta 2020, y cuenta con la oportunidad de emular los logros que tuvo como capitán de la selección, cuando ganó el Mundial de 1998 y la Euro de 2000. 

Arqueros

Lloris es el titular indiscutible. Sigue tan ágil como siempre para atajar, y prácticamente corta todos los centros. 

Sin embargo, ha cometido un par de pifias con el Tottenham y la selección francesa en los partidos recientes. Ante Colombia en marzo, se mostró errático en un gol y en la eliminatoria frente a Suecia permitió que un disparo desde el medio campo le pasara por encima. 

El suplente Steve Mandanda ha cumplido 26 apariciones con Francia y cuenta con grandes reflejos, pero es también proclive a la desconcentración. Alphonse Areola podría disputar el puesto de segundo portero, luego de una campaña meritoria con el París Saint-Germain. 

Defensores

Deschamps tendrá como su dupla de centrales a Raphael Varane y Samuel Umtiti. 

Con Varane por la derecha y Umiti por la izquierda, ambos conservarán las posiciones que prefieren en sus clubes. 

Difícilmente Deschamps prescindiría de Varane, en vista de sus credenciales con el Real Madrid. Umiti, con 16 partidos con Francia, es sólido en la marcación personal, cuenta con más velocidad y se ha destacado con el Barcelona. 

Volantes

Como es habitual, todas las miradas estarán en Paul Pogba. Es su oportunidad para cortar de tajo el debate sobre si es de verdad un jugador de clase mundial. 

El centrocampista ha tenido una campaña difícil con el Manchester United, y ha agotado la paciencia del técnico José Mourinho. Pero Deschamps le profesa lealtad y le brinda protección a Pogba, aunque el jugador debe todavía recompensar al estratega por ello. 

La falta de disciplina táctica de Pogba lo lleva frecuentemente a adelantarse demasiado en momentos en que Deschamps preferiría que se concentrara en labores defensivas. El titular en la contención será seguramente N’Golo Kante. 

Blaise Matuidi tuvo una buena temporada con la Juventus, lo que bastaría para convertirlo en acompañante de Pogba y Kante en la plantilla titular. Corentin Tolisso, del Bayern Múnich, funcionaría como reemplazo, con seguridad en sus pases y olfato de gol. 

Delanteros

El entrenador recurrirá a la fiable alianza de Griezmann y Giroud. Pero la formación definirá las variantes. 

En un 4-4-2, Deschamps empleará a ambos como delanteros y los complementará con el ritmo vertiginoso de Mbappé, de 19 años, desbordando por la derecha. Con 4-3-3 emplearía al mismo trío, aunque Giroud quedaría como el llanero solitario adelante y los otros dos rotarían a su alrededor. 

Los grandes movimientos y el soberbio toque de Griezmann serán vitales para garantizar un ritmo ágil. Con 30 goles, el consistente Giroud está empatado como el cuarto mejor en la historia de la selección. 

Ousmane Dembélé, del Barcelona, es el tercer jugador más caro del mundo, después de Mbappé y del brasileño Neymar. Daría a Deschamps otra opción de lujo. 

Dembélé es incluso más rápido que Mbappé, lo que resulta difícil de creer. 

Los partidos

Francia, concentrada el suburbio moscovita de Istra, comienza su participación el 16 de junio, enfrentando a Australia en Kazán. El 21 choca con Perú en Ekaterinburgo y el 26 con Dinamarca en un duelo que podría decidir al líder del Grupo C en Moscú. 



💬Ver 0 comentarios