Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El defensor belga Vincent Kompany, centro, alza el trofeo junto a sus compañeros del Manchester City. (horizontal-x3)
El defensor belga Vincent Kompany, centro, alza el trofeo junto a sus compañeros del Manchester City. (AP)

Londres - Manchester City completó la primera parte de un posible triplete el domingo al ganar con estilo la Copa de Liga con un contundente 3-0 sobre un Arsenal de mentalidad defensiva.

Es el primer trofeo inglés importante para el técnico del City, Pep Guardiola, en su segunda temporada en el cargo. Su contraparte, Arsene Wenger, nunca ha ganado la Copa de Liga desde que tomó el timón del Arsenal en 1996, y la dolorosa derrota en el Estadio Wembley ejerció más presión a su permanencia en el club. 

El argentino Sergio Agüero, el belga Vincent Kompany y el español David Silva anotaron los goles que demostraron el perdurable valor de los veteranos del City pese a que Guardiola invirtió más de $600 millones en nuevo talento en aproximadamente 18 meses. 

"Es un momento increíble para nosotros", declaró Kompany, el capitán de 31 años cuyo tiempo de juego ha sido limitado por lesiones en los últimos años. "Uno no quiere parar. Cada adversidad que uno encara, vale la pena". 

Desde que se coronó en la Premier por última vez en 2014, la Copa de Liga es el único torneo que el City ha ganado _ahora por segunda vez. Guardiola fue contratado para convertir al City en la fábrica de trofeos en que su ex club Barcelona se convirtió de 2008 a 2012, y el técnico español ha empezado a rendir frutos en la segunda mitad de su segunda campaña. 

"Estoy seguro que es un alivio para él", resaltó Kompany a la estación de radio TalkSport. 

El City pareció un equipo completamente distinto al de inicio de la semana, cuando su eliminación de la Copa de la FA en una derrota por 1-0 ante Wigan el lunes mató sus esperanzas de llevarse cuatro campeonatos en la presente temporada. 

Si bien la búsqueda de tal hazaña se extinguió frente al equipo de tercera división, el City ahora está más cerca del triplete. La Liga Premier parece una mera formalidad, con una ventaja de 13 puntos y un partido más que Manchester United. El pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones también luce casi seguro tras golear 4-0 a Basilea en el partido de ida de los octavos. 

Agüero puso arriba al City a los 18 minutos el domingo después de un atroz error del defensivo alemán de Arsenal, Shkodran Mustafi, que no midió bien un largo despeje del portero chileno del City, Claudio Bravo, lo que dio al atacante argentino un camino libre rumbo al arco. Agüero ganó el uno a uno y bombeó el balón sobre el arquero colombiano David Ospina. Mustafi se quejó de que Agüero le había cometido falta para hacerse del balón, pero las repeticiones por televisión parecían mostrar que hubo poco contacto entre ellos. 

Kompany amplió la ventaja al desviar un disparo de Ilkay Gundogan a los 58. Y Silva fue el autor del tercero del City siete minutos después con un tiro rasante al ángulo que apenas libró el poste. 

Los aficionados de Arsenal empezaron a enfilarse a las salidas del estadio luego del gol del español mientras coreaban "Fuera Wenger". 

Arsenal, que está fuera de la Champions, ocupa el sexto puesto en la Premier y deberá ganar la Liga Europa para volver a formar parte de la elite europea el próximo año. 


💬Ver 0 comentarios