Naomi Osaka posa junto a la ganadora del torneo Karolina Pliskova. (AP) (semisquare-x3)
Naomi Osaka posa junto a la ganadora del torneo Karolina Pliskova. (AP)

Tokio — La racha de victorias de Naomi Osaka llegó a su fin el domingo al sucumbir 6-4, 6-4 ante la checa Karolina Pliskova en la final del Abierto PanPacífico.

En su primer torneo desde que derrotó a Serena Williams para consagrarse campeona del Abierto de Estados Unidos el 8 de septiembre, Osaka no cedió un solo set durante la semana hasta que se topó con la potencia del saque de la cuarta preclasificada.

La japonesa de 20 años no pudo estirar su racha de 10 victorias en el circuito y sufrió su quinta derrota en igual número de partidos frente a Pliskova.

Fue el segundo título ganado por Pliskova en la temporada. La checa tuvo que exigirse al máximo de tres sets para ganar todos sus partidos durante la semana en Tokio.

“Nada más feliz que no se fue a un tercer set”, dijo Pliskova. “Naomi venía jugando muy bien, pero creo que hoy estuvo algo cansada”.

La frustración de Osaka salió a relucir cuando cometió una doble falta en el noveno game del segundo set, en el que Pliskova logró su segundo quiebre de servicio. Osaja reaccionó arrojando su raqueta.

Pliskova se puso en ventaja 5-4 y con su sexto as del partido sentenció el 11mo título de su carrera.

Fue la segunda vez que Osaka cayó en la final del torneo. Hace dos años, Osaka perdió ante Caroline Wozniacki en el duelo por el título.

Osaka había sido el foco de atención desde que llegó a Japón tras su histórica victoria en Nueva York — el primer título de individuales de un tenista japonés, hombre o mujer, en un Grand Slam.

“Nunca me había sentido tan exhausta en mi vida”, dijo Osaka, quien acabó con 26 errores no forzados. “Jugar la final del US Open y luego la final aquí, no está nada mal. Puedo sentirme muy orgullosa”.


💬Ver 0 comentarios