Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Hatillo - La gente levantaba sus celulares para grabar la escena. “¡Esto promete!”, se escuchó entre la multitud que esperaba, durante la madrugada de ayer, la llegada de Elvis Crespo a las fiestas patronales de Hatillo en la plaza pública del municipio.

El merenguero no fue recibido con alfombra roja, pero un joven quiso que recordara el momento por el resto de su vida. “Elvis, tenemos un regalo para ti... ¡Pa’ que te limpies el jo...!”, comentó el chico que prefirió no ser identificado. Aunque no pareció darse cuenta, el intérprete de Suavemente se enredó en un par de rollos de papel sanitario que aquel hombre le arrojó de forma impetuosa. Fue una referencia a las alegaciones de que el artista se defecó encima el pasado martes, cuando recibió una golpiza en un restaurante de Isla Verde.

No obstante, rodeado de machinas y entre el olor a empanadillas fritas, el cantante trató de expresarse jocoso: “Vamos a llenar esta noche de alegría y si ven que no me muevo mucho es que tengo un pamper puesto”. También dijo sentirse “tranquilo” en lo que fue su primera presentación a días de aceptar que es alcohólico.

“Vamos a pasarla bien. Pienso que estar aquí con la gente que ha creído en uno, eso me llena de entusiasmo para continuar adelante y sacudirme la rodilla y seguir caminando”, expresó en una aparte con la prensa, a la que aseguró que no le guarda resentimiento porque “los medios son parte de mi vida”.

Durante su show, aunque confesó estar “muy adolorido”, el vocalista bailó en cuclillas, se acarició los glúteos varias veces, sacudió la pelvis y simuló darle varias nalgadas al joven Darwin Ponce, quien imitaba a PSY, intérprete del Gangnam Style.

“Tengo una filosofía de vida y la voy a compartir: Yo vivo un día la vez y creo en el poder de la palabra. Voy a cantar como si fuera la última noche de mi vida. Esta noche será la mejor de mi vida”, mencionó.

A pesar de que varias personas se burlaban del músico frente a cientos de hatillanos, otros fanáticos lo defendieron. Algunos subieron carteles que, entre errores ortográficos, llevaban mensajes como: “Elvis tranquilo, Hatillo está contigo” y “Cristo te ama”.

“¡Estamos en victoria! En mi corazón esta noche será guardada. Tengo un trabajo que hacer, sin importar lo que me haya pasado. Aunque sea en silla de ruedas, yo voy a cantar”, dijo.

Al ser abordado sobre los rumores de que está separado de su esposa Maribel Vega, Elvis Crespo enfatizó que “está todo bien con mi familia”.

Luego le admitió a la audiencia que él busca desarrollar su espíritu. “Ustedes me dan fuerzas para continuar. Yo no soy perfecto, jamás y nunca. Yo busco el progreso espiritual, pero la perfección espiritual difícilmente se consigue. Admito que estoy en este proceso y les agradezco la motivación”, señaló.


💬Ver 0 comentarios