La canción compite el domingo por tres premios Grammy, a Disco del Año, Canción del Año y Mejor Dúo o Grupo

Ciudad de México — A escasos días de la ceremonia de los premios Grammy, donde se medirá por tres gramófonos en las categorías principales, Luis Fonsi calentó motores en la Ciudad de México, donde saldó una deuda pendiente al presentarse como parte de la serie Latin Grammy AcousticSessions.

El astro puertorriqueño ofreció el miércoles por la noche el concierto acústico organizado por la Academia Latina de la Grabación en la Ciudad de México que originalmente estaba previsto para noviembre pasado, pero que por motivos extraordinarios se convirtió en la primera celebración de la academia en 2018.

“El año pasado lo íbamos a hacer pero se nos metió en medio un pequeño terremoto y un pequeño huracán”, dijo a The Associated Press Gabriel Abaroa Jr., presidente de la Academia Latina de la Grabación, a su paso por la alfombra roja del concierto. “Tuvimos que rehacer todo, no fue fácil”.

Los Latin Grammy Accoustic Sessions suelen hacerse en los días previos a la entrega de los Latin Grammy en noviembre, pero el devastador terremoto del 19 de septiembre en México y el huracán María, que barrió Puerto Rico un día después, trastocaron los ánimos y las agendas de los artistas.

Pero no todo fue negativo el año pasado. Abaroa celebró el éxito que tuvo la música latina, más allá de “Despacito”, durante todo el 2017, logrando una gran exposición a nivel internacional.

“Me encanta que sea una persona como Fonsi, que tenga el ritmazo y el poder de Daddy Yankee y que de repente se conviertan en ese elemento para que la gente ponga atención en lo que está sucediendo y que quieran consumir más música latina”, dijo Abaroa. “Yo creo que la música latina nunca se ha detenido, pero si esto sirve para que la gente lo diga pues que lo diga y que beneficie a muchos otros artistas”.

El poder de “Despacito” no se limitó a los Latin Grammy, donde consiguió en noviembre cuatro premios que incluyeron a canción y grabación del año. También le hizo entrar por la puerta grande a los Grammy, que se entregan el domingo, donde la versión remix de Fonsi y Daddy Yankee con Justin Bieber compite en las categorías de grabación del año, canción del año y mejor interpretación pop de un dúo o grupo.

“El domingo será una noche muy importante no solo para mí y para los que estamos involucrados con esta canción sino para la música latina, porque en ese gran escenario sonará una canción en español”, dijo Fonsi al llegar al concierto del miércoles.

“Nunca ha ganado una canción en español (en esas categorías), así que no sé si podremos cambiar esa historia, pero pase lo que pase ya de por sí lo que hemos logrado es algo que quedará para la historia y ya con eso soy un hombre feliz”, añadió.

Fonsi y Yankee interpretarán el tema durante la gala, que se transmitirá en vivo por CBS en Estados Unidos y TNT en Latinoamérica. Estarán acompañados en el escenario por la ex Miss Universo boricua Zuleyka Rivera, quien protagonizó el video de la canción, el más visto de la historia deYouTube.

Por lo pronto Fonsi calentó motores con su concierto acústico, donde interpretó éxitos como “Imagíname sin ti”, “Llegaste tú”, “Aquí estoy yo” y, por supuesto, “Despacito”, que reservó para el final. Pero también rindió homenaje a The Police con un fragmento de “Message in a Bottle” y a Soda Stereo con otro de “De música ligera”.

La puertorriqueña Raquel Sofía, nominada a mejor artista nueva en los Latin Grammy de 2015, fue la encargada de abrir el espectáculo de Fonsi con canciones de su álbum “2AM”, el cual será lanzado este viernes.

“Esta noche hago ‘world premiere’ (estreno mundial) de canciones nuevas. Uno nunca sabe cómo las van a recibir, pero estoy emocionada de cantarlas por primera vez para un público”, dijo la cantante, quien reveló que recientemente se mudó a la Ciudad de México. “Oficialmente mudada acá, así que me estarán viendo más”.


💬Ver 0 comentarios